Menu

Evolución del diseño del automóvil (IV)

La familia crece (y de qué manera)

Evolución del diseño del automóvil (IV)

Existió un crecimiento económico desde mediados de los 90 hasta el inicio de la crisis -ahora nos hemos dado cuenta-. El mercado es cada vez más global, sobre todo por el auge de las telecomunicaciones: cada vez es más barato viajar y comunicarse con cualquier parte del globo. Esto hace que las empresas grandes sean cada vez más grandes y que las pequeñas pueden mantenerse a duras penas, sólo unas pocas dieron un gran salto. En cuanto a las medianas, la salida más habitual fue la de unirse a grandes empresas, lo que produjo una reagrupación en cada sector.

Durante estos años, se ampliaron los modelos en todas las categorías, casi todos los turismos tenían una versión cupé o descapotable. En cuanto al estilo, era de lo más heterogéneo, cada marca se especializaba en su imagen, bien continuándola bien explorando nuevos caminos. Podemos diferenciar tres tendencias principales de estilo, un nuevo estilo anguloso, otro nuevo estilo curvado y estilo retro.

En el caso del estilo anguloso podemos citar a Ford que pasó de un estilo curvy a otro más anguloso con el primer Focus al que denominó New Edge, juego de palabras que tanto puede decir “nuevo borde” como “nuevo límite”. También podemos citar al Honda Civic, que nació boxy en 1972, fue curvy en 1991 (quinta generación) y desde 2005 tiene una versión de inspiración wedge (octava serie). Tampoco perdamos de vista que, aunque el aspecto sea boxy, los coches angulosos de los años 90 y posteriores realmente son redondeados y aerodinámicos.

Al estilo curvado de la época se le ha llamado generalmente orgánico

Mercedes-Benz SL (R129)

Mercedes-Benz SL (R129)

Esto es debido a que su diseño intenta comunicar sus características reales o aspiracionales mediante un lenguaje más natural. Por ejemplo, cuando se observó que los automóviles bajitos se movían mejor, cualquier automóvil bajito aparentaba ser un deportivo. Cuando se observó que un automóvil obtenía mejor punta si era aerodinámico, cualquier automóvil con aspecto aerodinámico parecía un deportivo. Estas imágenes se corresponden con la realidad.

Caso diferente son las sensaciones, por ejemplo, si el coche es alargado, nos hace pensar que es más rápido pues nos recuerda a cómo vemos un vehículo al pasar rápidamente. Por el contrario, si tiene un aspecto macizo, nos da la impresión de que es duro. Podríamos extender la lista hasta la saciedad, pues cualquier característica de su aspecto nos va a transmitir sensaciones, aunque se correspondan o no con la realidad. La característica del estilo orgánico es que nos recuerda a elementos de organismos vivos. Por ejemplo, decimos que un coche es musculoso, porque tiene formas bulbosas que las asimilamos con músculos debajo de la piel, a diferencia del estilo pontón que son formas abstractas.

Uno de los modelos musculosos más tempranos fue el Renault Clio, presentado en 1990. Sus pasos de ruedas se marcan de manera redondeada a modo de músculos en tensión, no como ampliaciones al estilo M3 E30. Éste es el estilo más común de hoy en día, podemos ver bocas que luchan contra el aire, faros como ojos felinos o pasos de ruedas con forma del aire que les rodea.

Mercedes-Benz E 50 AMG (W210)

Mercedes-Benz E 50 AMG (W210)

El tercer estilo es el retro, tanto tiempo había pasado que cualquier coche anterior a los 70 se daba por clásico que había que recuperar. Podemos citar al Plymouth Prowler (1997), Volkswagen New Beetle (1998), Chrysler PT Cruiser (2000), en menor medida el Citroën C3 Pluriel (2002), el Fiat 500 (2007) y después vendría los muscle estadounidenses. Como también podéis pensar, es difícil encontrar un vehículo en uno sólo de esos estilos, pues muchas veces son una combinación de varios.

En cuanto a Mercedes-Benz, la fórmula de que se mantuviera su imagen como actual durante 30 años le funcionó muy bien durante muchos años. Sin embargo, esa imagen se desgastó. Si bien todos los «merches» se reconocían perfectamente, parecía siempre el mismo modelo desde hacía 30 años atrás. Para el sector más conservador de la clientela no era problema, pero sí lo era para los nuevos emprendedores que ahora sí podían acceder a un turismo premium o para el sector más joven acomodado. El cambio de modelo del W201 al W202 en 1993 parecía una simple actualización en cuanto su aspecto.

Algo más de cambio hubo en el sucesor del W124, el W210 de 1995. La mayor novedad es que los faros eran dobles redondos, recordando al W115 que tenían el intermitente bajo el mismo cristal dándole un toque retro; sin embargo, el aspecto de este modelo no era tan redondo como modelos anteriores, era evidente que era un modelo de transición, algo debía hacer Daimler-Benz para volver a mostrar un diseño tan completo como en modelos anteriores. Al revés que en la generación anterior, el clase S de 1998 (W220) era el más armonioso de esta generación, por fin se corrige la hipertrofia de la W140.

Mercedes-Benz S 320 (W220)

Mercedes-Benz S 320 (W220)

Para Daimler-Benz hubo más cambios en estos años, además de la renovación de la gama y versiones especiales como cupés, descapotables y familiares. Por un lado, fue que Mercedes-Benz volvió a la competición, incluso en 1992 llegó a ganar el DTM. Por otro lado, fue la compra de Chrysler, el tercero de EEUU, por decisión de Jürgen E. Schrempp, entonces director de Daimler-Benz AG.

En 1998 ambas empresas se unieron en formando DaimlerChrysler AG. En principio fue para unirse para afrontar mejor los desafíos del mercado, compartiendo conocimientos y mercado. Sin embargo, a la entrada de Dieter Zetsche (quizás el bigote más importante de la automoción actual) se deshizo de Chrysler y la empresa se convirtió en Daimler AG.

Visto con perspectiva, Daimler obtuvo el conocimiento necesario para construir su todocamino clase ML (W163 de 1997) y poner un pie en EEUU mediante su fábrica en Tuscaloosa, Alabama. Por cierto, en EEUU se quejaron de que la fábrica estuviera fuera de Detroit, a lo que Daimler contestó con dos preguntas: si ellos deslocalizaban sus fábricas ¿por qué no lo podrían hacer ellos?, por otro lado ¿Tuscaloosa es menos EEUU que Minnesota?

Mercedes-Benz Clase A (W168)

Mercedes-Benz Clase A (W168)

Más modelos aparecieron estos años, por abajo apareció el clase A (W168) en 1997; un coche orientado a la ciudad con un diseño muy ingenioso, con el fondo doble que alojaba el motor y la caja de cambios. «Abajo el motor, arriba la gente», decía la publicidad. Durante sus siete años de producción se vendieron 1,1 millones de unidades, menos de lo esperado por Mercedes-Benz.

La verdad es que este modelo tuvo un mal inicio, gracias a él conocimos la llamada “prueba del alce”, en la que un vehículo debe hacer un eslalon esquivando conos. La foto del clase A volcando dio la vuelta al mundo. Pese a negar que fuera un coche peligroso, se llamaron a revisión a las unidades vendidas para instalarle el control de estabilidad, y desde entonces es estándar en todos los de la estrella. Otro punto en contra fue su diseño tan conservador, que ocultó sus innovaciones tecnológicas. Es más, este tipo de vehículo estaba más orientado a compradores más jóvenes, para los que la estrella sobre el radiador era para gente más mayor dado que ese estilo estaba durando muchos años.

Por otro lado, en 1994 el fabricante de relojes Swatch fundó una joint venture con Daimler, para producir un pequeño vehículo ciudadano muy configurable y tecnológico. En 1998 salió a la venta el primer Smart, un pequeño biplaza de motor trasero de uso fundamentalmente urbano. Finalmente no ha tenido el éxito esperado, si bien la marca sigue en marcha hoy en día. Con las dos primeras generaciones Daimler perdió dinero a espuertas, costes de desarrollo muy altos y ventas por debajo de las expectativas. Para la tercera aprendió la lección y compartió costes con su aliado Renault, que ofrece su primo Twingo.

A finales del período que analizamos surgió una nueva marca en el grupo: Maybach, en honor al ingeniero jefe de Daimler en sus primeros días. Esta marca surgió para competir con Rolls-Royce y Bentley. Apareció en 2002 y se basaba en el clase S de 1991 (W140). Podía tener todo el lujo imaginable, sin embargo, no terminó de cuajar en el mercado, pues en 11 años la producción fue de poco más de 3.000 unidades. Disponía de dos batallas, larga (Maybach 57) y ultralarga (Maybach 62).

Mercedes-Benz SLK (R170)

Mercedes-Benz SLK (R170)

El que sí tuvo éxito fue el primer descapotable de MB con el techo duro retráctil, el SLK de 1996 (R170) basado en el W202. Por vez primera en muchos años, aparecía un deportivo Mercedes-Benz, hasta ahora hubo algunos modelos con los que se podría circular muy rápido, pero no sacrificaban confort por efectividad en la pista. El diseño es genuino Mercedes, aunque ya no de Sacco. La imagen es de la familia, pero mucho más fresca. Dispone de faros trapezoidales, que no ocupan todo el espacio, la parrilla del radiador ovalada y con la estrella flotando. Como guiño al pasado, tiene dos bulbos sobre el capó en recuerdo al primer SL para indicar que es deportivo como aquel. El diseño es bastante minimalista para tratarse de un Mercedes. El resultado es muy equilibrado por sus proporciones y no somos conscientes de lo pequeño que es hasta que estamos cerca. Un recurso utilizado para darle más horizontalidad es pintar de negro la parte inferior, de esta manera se reduce su altura visual dándole más longitud proporcionalmente.

La siguiente generación fue de nuevo más equilibrada en cuanto a diseño. La clase C fue sustituida por la W203, que tenía doble faro como la clase E. Ya hacía muchos años que el compacto era el tipo de vehículo más vendido, con el Volkswagen Golf en cabeza. Mercedes no veía competencia en este modelo, pues pertenecía a una marca generalista. Las cosas cambiaron en 1996 con la aparición del Audi A3, que sí era premium. El movimiento entonces de Daimler fue crear el SportCoupé (CL293), basado en el W203 con la carrocería 178 mm más corta, como acceso de gama. La intención de ofrecer este modelo es doble, por un lado, darle algo más de dinamismo a la gama, por otro, crear clientes de marca. El planteamiento fue similar al de la Serie 3 Compact, una berlina de propulsión recortada a compacto.

La posición de Mercedes ya no era hegemónica como antes, muchos años antes bastaba afirmar que se poseía un Mercedes para indicar que era una persona de éxito, con posibles. En estos años era lo mismo si se afirmaba tener un BMW. Aunque no sólo estaba BMW llevándose a sus clientes, también Audi se empezaba a poner a la par en prestigio y sus ventas se aproximaban. Si los clientes jóvenes no compraban sus modelos y empezaban con BMW o Audi, posiblemente se quedarán en esas marcas, pues la calidad de estas últimas ya era equiparable a las estrellas de Sindelfingen.

Mercedes-Benz SLR McLaren

Mercedes-Benz SLR McLaren

Más cosas se estaban moviendo en Mercedes. Por fin aparecía un GT prestacional, el SLR (C199). Mercedes quiso celebrar que ahora participaba en la F1 como motorista de McLaren, y colaboró con ellos para construir una serie de cupés y descapotables. El estilo era muy agresivo, el morro evoca al de un F1, las branquias laterales lo hacen al primer SL. Era un motor central delantero con la cabina muy retrasada construido sobre un chasis de fibra de carbono. Pese a haber sido presentado en 2003, fue el último vehículo cuyo diseño supervisó Bruno Sacco en su fase de prototipo de 1997.

En estos años el vehículo más vendido es el compacto, también han sido buenos años para los monovolúmenes y todoterrenos

En la siguiente entrega, la última ya, se constata que el estilo de Sacco está agotado. Mercedes-Benz, como otras marcas, vuelve a mirar hacia atrás para buscar la inspiración perdida y crear un nuevo estilo identificador a través de la crisis.

COMPARTE
Sobre mí

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Gran artículo JJ, como siempre. De esta época yo destacaría el SLR McLaren, uno de mis coches favoritos de todos los tiempos.

Mesi Ta
Invitado
Mesi Ta

El dato de que el Maybach está basado en el W140 es correcto? Yo siempre creí que estaba basado en el W220.
Un saludo.

Javier Costas Franco
Invitado

Solo por asegurarme, lo he buscado y, efectivamente, está basado en el W140 aunque con mejoras tecnológicas del W220.

Mesi Ta
Invitado
Mesi Ta

Va va, siempre creí que era el W220 tuneado a tope. Ahora sabiendo que es otro coche diferente me parece aún más cutre el hecho de que tuviese prácticamente el mismo salpicadero que el merche.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.