Featured Video Play Icon

El padre del año (o antipadre)

Graba a su hijo, menor de edad, conduciendo a 160 km/h con un cacharro


Tiempo de lectura: 3 min.

Este vídeo que hizo público la Policía Nacional en Facebook no tiene desperdicio alguno. Se me vienen a la cabeza muchos pensamientos al verlo, y no precisamente los típicos de cuando de extranjis algunos hemos conducido siendo menores con un familiar a nuestro lado… en una urbanización vacía, polígono industrial o similar, cuando no estaba tipificado como delito. Otra cosa es animar a tu chaval a pisar a fondo el acelerador en una autopista -la A-68 riojana- con pocas garantías de seguridad. Al menos era un día con poco tráfico.

Un ojo experto verá varias cosas que deberían poner los pelos de punta. El coche en cuestión es un Peugeot 307 de primera serie, que en el mejor de los casos tiene 13 años, con 298.930 kilómetros. Por la dificultad que tiene de pasar de 160 km/h de aguja podría ser un HDi de 90 CV, o incluso de menos. En el tablero se ven los indicadores de avería motor (check engine) y de las luces largas. Volante con forro cutre debido al desgaste, con el inexperto conductor agarrándolo solo con la mano izquierda.

En otro momento se ve al chico asir el volante con dos manos en una posición claramente incorrecta, es lo que tiene empezar las casas por el tejado sin mirar los cimientos

Que me aspen si ese coche está bien mantenido como para circular con garantías a esa velocidad. Lo más probable es que lleve la amortiguación de serie y haya tenido el mantenimiento justo para ir tirando. Cuando un coche no se mantiene bien, se aprecia en los pequeños detalles. Puede que tan solo lleve suprimido algún sistema anticontaminación, como la EGR, porque ese modelo no lleva filtro antipartículas. Y lo de ir corto de combustible solo reafirma mis prejuicios. Añado otra: el vehículo coprotagonista del vídeo no tiene ESP, atentos al segundo 6 del vídeo.

Peugeot 307 Interior

Observad la botonera superior, el de la foto lleva ESP (a la derecha del “warning”), el del vídeo no

Elucubraciones aparte, hay que estar mal de la cabeza para ejecutar tal cadena de despropósitos. Lo primero, el chaval no tiene experiencia por mucho que haya conducido ilegalmente antes. El chico aparentemente sabe guiar el coche entre los carriles a esa velocidad, pero me apostaría las llaves del mio a que si tuviese que frenar de emergencia termina antes de orinarse encima que detiene el coche. Hasta un mono puede hacer eso, ir rápido, pero ¡ay!, otra cosa es saber frenar. Cuando se conduce rápido hay que saber parar.

Sin ESP pueden salir muchas cosas mal en una frenada de emergencia mal ejecutada, sobre todo si el coche no está en buen estado de amortiguación, dirección o frenos, o si el conductor no tiene ni puñetera idea de conducir

Padre e hijo están siendo investigados por un delito contra la Seguridad del Tráfico, y de forma merecida. Fueron los empleados del centro de acogida donde está el chico los que lo denunciaron a la Policía Nacional, tras hacer el infante alarde de sus habilidades al volante. Bien hecho. Al chico ya le han soltado, el caso está en manos de la Fiscalía de Menores, y el padre tiene pendiente un marrón un poco más grande. Vale que no conducía él, pero fue cooperador necesario.

No podemos esperar que ese chico sea un conductor mínimamente responsable en el futuro con un ejemplo tan pésimo, que sin tener siquiera la “L” ya banaliza los riesgos de conducir rápido con un coche que vete a saber qué estado tiene. Menos mal que el vídeo no muestra más. Es por ese tipo de gente por el que tenemos que sufrir tanto radar, tanto helicóptero y tanto camuflado, por si algún día los pescan. Y si no, ya se delatarán ellos solitos cuando hagan obscena ostentación de lo que no tienen: neuronas.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

11
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Carlos
Invitado
Carlos

Me parece a mi que en este “post” has ido muy pero que muy de sobrado y de listo…No digo que conducir sin carnet este bien, pero el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. No se que coche tendrás tu ni no me importa…pero un 307 a pesar de no gustarme y de tener fama de poco fiable tampoco es justo que hables de el como una mierda. (Estas ofendiendo a todo el que tenga uno, yo si lo tuviera me sentiría ofendido y me acordaría de tu señora madre) y hablas como si en vez… Leer más »

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Opino exactamente igual (aunque solo y sin carnet nunca manejé más de diez cuadras, en ciudad, y nunca a alta velocidad; ya con carnet… siempre que se pueda, tengo que asegurarme que el motor conserve todos sus caballos: 155cv en mi auto actual).
Ahora, prepárate para que nos linchen, que en 2018, es todo mala palabra, y somos unos asesinos!

Jose
Invitado
Jose

Has dado en el clavo con una cosa: Por gentuza así sufrimos tanto radar y tanto Pegasus, y por cundas como ese pobre 307 los que tenemos clásicos de verdad y mantenidos impecablemente sufrimos leyes que nos bloquean en las ciudades.

zamu
Invitado
zamu

Este es el tipo de noticias en las que sólo puedes poner esto:

JJ López
Invitado
JJ López

Espero que sea un caso totalmente aislado, qué peligro de pareja.

sergio
Invitado
sergio

Podías indicar que la vestimenta es muy ¨cani¨ esos pantalones de camuflaje, que en este caso, camuflan poco. También un tirón de orejas, si vas a correr, coge un coche mas decente, poco te puedes picar aunque sea un audi básico, no saben hacer las cosas bien. ¿El estado del coche? Por la velocidad, los testigos, ese coche, no esta en condiciones ni para circular por caminos, ese el típico que lo compro nuevo y pasa de llevarlo a las revisiones, lo hace mirando vídeos de Internet, si le echa aceite de la freidora, el va y lo hace…. Bueno,… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!