Menu

Dejar el coche perfecto ¿tiene precio?

Defínase como intervalo abierto entre cero e infinito

Dejar el coche perfecto ¿tiene precio?

Hace ya un tiempo, el artículo sobre el Nissan Sunny GTI de Ignatius me hizo sentirme plenamente identificado con lo que iba leyendo. Solo los dueños de coches entrados en años podemos entenderlo. Normalmente quien tiene un coche nuevo no ha de preocuparse mucho más que de tenerlo limpio y que no salga un bollo o raspón nuevo, que no es poco.

Con el tiempo empiezan a venir los problemas y los achaques, sobre todo si durante decenas de miles de kilómetros el coche no ha sido de nuestra propiedad. Gran parte de su pasado permanece bajo un halo de misterio, y solo las facturas de mantenimiento arrojan luz sobre la cuestión, y eso cuando las hay. Otras veces es cosa de ingeniería inversa, según se van desmontando cosas aparecen ñapas y apaños varios.

Hay proyectos y proyectos, unos son de tener el coche perfecto en cosa de 10 años, otros lo quieren para ya y no paran de calentarse cuando van a un taller o husmean catálogos de piezas. El presupuesto suele ser la principal limitación, sobre todo cuando ya se ha renunciado a todo lo renunciable para solucionar lo que va saliendo.

HKS T04z Turbo Charger Kit Mazda RX-7

Cuando no existe el comodín de llevar el coche al taller y pedir que lo dejen «perfecto» sin miedo al facturón, pues toca empezar a platearse eso del «hágalo usted mismo» (DIY en inglés). Hay operaciones que son difíciles, requieren herramientas, mucha experiencia, conocimientos detallados de qué se va a hacer… vale, esa suele ser una gran limitación.

Otras operaciones se pueden realizar con un poco de maña y un puñado de herramientas básicas. No siempre hacen falta instrucciones, un poco de intuición sobre cómo se ha ensamblado el coche puede llevar al rápido montaje y desmontaje de una pieza, apaño aparte.

Según el modelo, la cantidad de documentación al respecto que se puede encontrar es más clarificadora o menos. Afortunados son aquellos que pueden acceder a un manual de taller usado, un libro de despiece y montaje como los Haynes o esquemas que definen el sistema eléctrico. A veces un tío cualquiera de Youtube explica algo que parece ultracomplicado y lo hace sencillo.

Con pequeños recursos a veces se puede ahorrar un dineral en el taller sin que eso implique riesgos para nadie

Adiccion Coches

«Ese momento en el que te das cuenta que las drogas habrían sido más baratas»

Un obseso de los coches también hará lo posible por realizar pequeñas mejoras, ya sea con piezas compatibles o específicas del modelo en cuestión, o con otras totalmente originales en su cajita con el logo de la marca. Cuanta más ignota sea la historia del coche, más mejoras se verán a tiro.

En función de la economía de cada uno habrá que plantearse si hay que renunciar a salir, a cambiar de ropa cada año, a tener alcohol en casa, a cenar fuera, al fútbol, o a poner Magaluf en vez de Londres como destino vacacional. Un obseso de los coches se convierte en un experto en economía, buscará obtener dinero de donde sea para fundírselo en su trasto.

Después del tormento, viene el éxtasis. Ese grillo que ya no suena, los caballos que han regresado del purgatorio, comportamiento que mejora, el nuevo gadget instalado, aceite que ya no gotea, luces de avería que se apagan, etc. Todo eso acaba compensando el sinvivir y el agujero en la cuenta corriente o los plazos pendientes de pagar de un préstamo. La satisfacción durará hasta que se estropee otra cosa.

Catálogo Mishimoto

Si te sientes identificado con lo que acabas de leer, no lo dudes, tienes auténtico espíritu RACER. No estás solo.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
JJ Lopez
Invitado
JJ Lopez

Totalmente de acuerdo. En cuanto a lo inversión sin fin tiene su ventaja si se observa bien. Si aficionas a tus hijos a los automóviles no tendrán dinero para drogas.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.