¿Y si el nuevo superdeportivo de Alfa Romeo fuera una reedición del Spider?

¿Y si el nuevo superdeportivo de Alfa Romeo fuera una reedición del Spider?

Futurismo Collective muestra unas renderizaciones que imaginan esta posibilidad


Tiempo de lectura: 3 min.

Una década después del lanzamiento del Alfa Romeo 4C, la marca italiana está cada vez más cerca de presentar su nuevo superdeportivo. De hecho, sus pedidos ya están abiertos, aunque por ahora no hemos tenido acceso a ninguna imagen o datos fehacientes acerca de sus características técnicas. Durante la espera, algunos diseñadores independientes se han aventurado a imaginar cómo podría ser este modelo. Es el caso de Futurismo Collective, cuyas renderizaciones protagonizan este artículo.

En estas imágenes se muestra un diseño muy curvilíneo, con voluminosos pasos de rueda en ambos ejes. El frontal, dominado por la clásica calandra de la marca, cae muy abajo y cuenta a cada lado con dos faros de ledes minimalistas y estrechos. También llaman la atención las salidas de aire tras los pasos de rueda delanteros, así como los tiradores de las puertas enrasados en la carrocería. El parabrisas es de muy pequeñas dimensiones y tras los asientos figuran dos jorobas en la zona superior. Un gran difusor protagoniza la parte inferior de la zaga, con doble salida de escape a cada lado.

Que no contemos con demasiados datos confirmados por la marca italiana acerca de cómo será su futuro superdeportivo da pie a elucubraciones de estas características, que lo imaginan como una suerte de sucesor del Alfa Romeo Spider en clave moderna. ¿Será así el modelo que Alfa Romeo lanzará inminentemente?

Cuando falta apenas poco más de un mes para que se presente el esperado superdeportivo de Alfa Romeo —será el próximo 30 de agosto—, algunos estudios de diseño independientes, como Futurismo Collective, juegan a aventurar su posible imagen


Desde luego que este diseño de Futurismo Collective cumple con las premisas de ser “icónico, súper sexy y reconocible”, tal y como Jean-Philippe Imparato, presidente ejecutivo de la compañía, dejó caer que sería el modelo real en unas declaraciones recientes. En aquel momento el directivo añadió que su imagen “podría colocarse al lado del 8C en el Museo de Arese”, por lo que se espera que las líneas de este modelo no dejarán a nadie indiferente.

La marca del biscione se ha tomado su tiempo con este proyecto para asegurar que el resultado es perfecto y que plasma el ADN de la compañía. Será un modelo que, aunque tendrá aptitudes para mostrarse muy veloz en un circuito, estará habilitado para circular por las vías públicas. También se cree que no se decantará por un sistema de propulsión completamente eléctrico, aunque se da por descontado que contará con un motor de estas características en su eje delantero y, por tanto, con tracción total.

Será el próximo día 30 de agosto cuando se resolverán todas las dudas acerca de este nuevo superdeportivo de Alfa Romeo. Es entonces cuando está programada su puesta de largo, durante la celebración del Gran Premio de Fórmula 1 de Italia, que tendrá lugar en el Circuito de Monza. Eso sí, teniendo en cuenta que se tratará de un modelo de producción limitada, como lo fue el Alfa Romeo 8C Competizione —solo 500 ejemplares entre 2007 y 2010—, es posible que para entonces ya se hayan completado todos los pedidos disponibles, por mucho que su precio apunte a situarse en cifras más habituales para los modelos de otros fabricantes como Ferrari o Lamborghini.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso