Toyota quiere evitar más “aceleraciones incontroladas”

Toyota quiere evitar más “aceleraciones incontroladas”

Y por eso ha instalado un nuevo dispositivo de seguridad en el pedal derecho


Tiempo de lectura: 4 min.

Para todos esos momentos en que los que los conductores confunden los pedales del freno y del acelerador, ya podemos respirar mucho más tranquilos. La nueva tecnología de Toyota ante “aceleraciones incontroladas”, bautizada como “Función de Supresión de Aceleración” (ASF, por sus siglas en inglés), promete ayudar detener un posible choque por un error tan humano. Esto no tiene nada que ver con el escándalo del Pedalgate que estalló en 2009.

Y aunque en este caso la máquina no tiene culpa de nada, el hecho es que este tipo de accidentes no son poco frecuentes. Los conductores que aceleran desde una vía rápida pueden, en ocasiones, apretar el acelerador con demasiada agresividad, o tal vez presionarlo durante un giro cuando en verdad lo que se quería era reducir la velocidad, o haciendo una maniobra de aparcamiento tras un día estresado… Lo cierto es que existen numerosos escenarios posibles.

El debut de esta tecnología se produce cuando Toyota y otros fabricantes japoneses intentan abordar un aumento en los accidentes entre los conductores de edad avanzada en Japón, que está experimentando un rápido envejecimiento de la población. El número de accidentes fatales que involucraron a conductores de 75 años o más en la nación insular se duplicó de 381 en 2007 a 791 en 2019, de acuerdo con Toyota. Confundir el acelerador con el freno fue unas de las principales causas.

Toyota Aceleraciones Incontroladas

Así analiza el sistema AFS de Toyota cuándo la aceleración es involuntaria

En sus esfuerzos por ayudar a disuadir accidentes causados ​​por la aplicación incorrecta del acelerador, en 2012 Toyota introdujo el Sonar de Separación Inteligente (ICS)

El nuevo sistema funciona con la tecnología actual de la marca, llamada Intelligent Clearance Sonar, que ayuda a detectar paredes y otros vehículos cuando se acelera rápidamente. Sin embargo, funciona sin detectar ningún objeto. Después de que los ingenieros de Toyota analizaron las instancias donde los conductores hacían aceleración anormales (es decir, acelerar sin la intención de hacerlo), el fabricante nipón las identificó y programó en el sistema ASF.

Dicha tecnología analiza tres áreas clave: la velocidad del vehículo, la velocidad a la que el piloto ejerce presión al pedal del acelerador y el ángulo en que el conductor la aplica. Si el sistema ASF detecta algo inestable, la electrónica interviene para privar a su dueño de cometer un grave error como una aceleración no buscada, siempre y cuando la velocidad no supere los 30 km/h. Recordemos también que algunos modelos de Lexus también están dentro del conjunto.

toyota camry 2020 (1)

Toyota también explica que ha empleado una gran cantidad de información a través de los módulos de comunicación de datos instalados en los vehículos de calle más modernos. de esta forma, se pude dotar de cierta inteligencia a esta tecnología. El sistema ASF se unirá al de frenado de emergencia ante colisión, atenuación automática de luces altas, advertencia de salida de carril involuntaria, reconocimiento de señales de tráfico y control de crucero adaptativo.

La “Función de Supresión de Acelerador” se lanzará en Japón este verano como parte de una actualización del paquete Safety Sense (con todo lo anteriormente mencionado) de la compañía. Primero llegará a los nuevos coches de la marca en la Tierra del Sol Naciente, antes de llegar a otros mercados de todo el mundo. El sistema también se puede instalar en 12 modelos ya existentes; de hecho, Toyota los empezará a equipar a partir de verano de 2020.

La compañía dice que planea compartir su conocimiento con otros fabricantes. Si esta tecnología continúa desarrollándose aún más, ¿se convertirán las “aceleraciones incontroladas” en algo del pasado? Toyota ya tuvo que afrontar un pago de mil millones de euros en 2012 para cerrar la herida del caso Pedalgate, donde algunos de sus modelos fabricados entre 2009 y 2010 se vieron involucrados en fatales accidentes por circunstancias –aún no del todo explicadas– relacionas con una aceleración no buscada.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
zamu
Invitado
zamu

La idea no es mala en absoluto, aunque aún así, entre 20 y 30 km/h me parece que aún se puede buscar alguna aceleración repentina por una situación inesperada. :-/


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.