Toyota quiere evitar más “aceleraciones incontroladas”

Toyota quiere evitar más “aceleraciones incontroladas”

Y por eso ha instalado un nuevo dispositivo de seguridad en el pedal derecho


Tiempo de lectura: 4 min.

Para todos esos momentos en que los que los conductores confunden los pedales del freno y del acelerador, ya podemos respirar mucho más tranquilos. La nueva tecnología de Toyota ante “aceleraciones incontroladas”, bautizada como “Función de Supresión de Aceleración” (ASF, por sus siglas en inglés), promete ayudar detener un posible choque por un error tan humano. Esto no tiene nada que ver con el escándalo del Pedalgate que estalló en 2009.

Y aunque en este caso la máquina no tiene culpa de nada, el hecho es que este tipo de accidentes no son poco frecuentes. Los conductores que aceleran desde una vía rápida pueden, en ocasiones, apretar el acelerador con demasiada agresividad, o tal vez presionarlo durante un giro cuando en verdad lo que se quería era reducir la velocidad, o haciendo una maniobra de aparcamiento tras un día estresado… Lo cierto es que existen numerosos escenarios posibles.

El debut de esta tecnología se produce cuando Toyota y otros fabricantes japoneses intentan abordar un aumento en los accidentes entre los conductores de edad avanzada en Japón, que está experimentando un rápido envejecimiento de la población. El número de accidentes fatales que involucraron a conductores de 75 años o más en la nación insular se duplicó de 381 en 2007 a 791 en 2019, de acuerdo con Toyota. Confundir el acelerador con el freno fue unas de las principales causas.

Toyota Aceleraciones Incontroladas

Así analiza el sistema AFS de Toyota cuándo la aceleración es involuntaria

En sus esfuerzos por ayudar a disuadir accidentes causados ​​por la aplicación incorrecta del acelerador, en 2012 Toyota introdujo el Sonar de Separación Inteligente (ICS)

El nuevo sistema funciona con la tecnología actual de la marca, llamada Intelligent Clearance Sonar, que ayuda a detectar paredes y otros vehículos cuando se acelera rápidamente. Sin embargo, funciona sin detectar ningún objeto. Después de que los ingenieros de Toyota analizaron las instancias donde los conductores hacían aceleración anormales (es decir, acelerar sin la intención de hacerlo), el fabricante nipón las identificó y programó en el sistema ASF.

Dicha tecnología analiza tres áreas clave: la velocidad del vehículo, la velocidad a la que el piloto ejerce presión al pedal del acelerador y el ángulo en que el conductor la aplica. Si el sistema ASF detecta algo inestable, la electrónica interviene para privar a su dueño de cometer un grave error como una aceleración no buscada, siempre y cuando la velocidad no supere los 30 km/h. Recordemos también que algunos modelos de Lexus también están dentro del conjunto.

toyota camry 2020 (1)

Toyota también explica que ha empleado una gran cantidad de información a través de los módulos de comunicación de datos instalados en los vehículos de calle más modernos. de esta forma, se pude dotar de cierta inteligencia a esta tecnología. El sistema ASF se unirá al de frenado de emergencia ante colisión, atenuación automática de luces altas, advertencia de salida de carril involuntaria, reconocimiento de señales de tráfico y control de crucero adaptativo.

La “Función de Supresión de Acelerador” se lanzará en Japón este verano como parte de una actualización del paquete Safety Sense (con todo lo anteriormente mencionado) de la compañía. Primero llegará a los nuevos coches de la marca en la Tierra del Sol Naciente, antes de llegar a otros mercados de todo el mundo. El sistema también se puede instalar en 12 modelos ya existentes; de hecho, Toyota los empezará a equipar a partir de verano de 2020.

La compañía dice que planea compartir su conocimiento con otros fabricantes. Si esta tecnología continúa desarrollándose aún más, ¿se convertirán las “aceleraciones incontroladas” en algo del pasado? Toyota ya tuvo que afrontar un pago de mil millones de euros en 2012 para cerrar la herida del caso Pedalgate, donde algunos de sus modelos fabricados entre 2009 y 2010 se vieron involucrados en fatales accidentes por circunstancias –aún no del todo explicadas– relacionas con una aceleración no buscada.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
zamu
Invitado
zamu

La idea no es mala en absoluto, aunque aún así, entre 20 y 30 km/h me parece que aún se puede buscar alguna aceleración repentina por una situación inesperada. :-/


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!