Más de 7 millones de euros recaudados en una subasta de 149 vehículos incautados

Más de 7 millones de euros recaudados en una subasta de 149 vehículos incautados

Es la colección más grande de un propietario jamás subastada por el Servicio de Alguaciles de EE.UU.


Tiempo de lectura: 3 min.

¿Siempre has querido un Pontiac Firebird Trans Am como el conducido por Burt Reynolds en la película “Smokey and the Bandit” (1977)? ¿O tal vez un Ford Mustang de la década de los 60? Tanto el primero como el segundo han formado parte de un lote de 149 vehículos clásicos de alto rendimiento y de lujo que han sido subastados este sábado por el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos (U.S. Marshals).

En diciembre de 2018, agentes federales del FBI y del Servicio de Alguaciles allanaron las oficinas de DC Solar y la casa de los fundadores de la compañía, Paulette y Jeff Carpoff, exponiendo al supuesto fabricante de generadores de luz con energía solar a un fraude de más de 800 millones de dólares (722 millones de euros). Durante la operación, fueron incautados más de un millón de dólares en efectivo y una suculenta colección valorada en más 5 millones de euros.

DC Solar atrajo inversiones de las aseguradoras Berkshire Hathaway y Progressive de Warren Buffett. La compañía recaudó 731 millones de euros en total, de los cuales 307 provinieron de Berkshire Hathaway. Ahora, casi un año después de que el FBI se presentara en la mansión de California de los Carpoff, 149 coches de colección incautados durante la redada han sido subastados. Lógicamente, la empresa de los Carpoff ya no existe.

Subasta Coches US Marshals (1)

El Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos es la agencia federal norteamericana de orden público más antigua que existe, creada en 1789 durante la presidencia de George Washington

La colección se compone principalmente de clásicos muscle cars nacionales. Por ejemplo, hay siete Mustang diferentes, no menos de una docena de Camaro, ocho Plymouth Road Runner e incluso tres Superbird. También hay siete Fiat antiguos, cuatro Hummer, 16 camionetas RAM, un Dodge Viper de 2002, un Bentley Continental GT, un Mercedes Clase G, un Jaguar XKR-S GT y dos barcos. La lista completa se puede encontrar aquí, y lo cierto es que había de todo.

La subasta tuvo lugar el 26 de octubre en Woodland, California, cerca de Sacramento. Recaudó un total de 8,233 millones de dólares, 7,43 millones de euros al cambio. La subasta involucró a más de 3.400 postores, siendo el lote más caro un autobús Prevost de 2018 que se vendió por 948.716 euros. El precio más bajo fue conseguido por una moto de cross Honda de 2015, vendida por 3.610 euros.

Subasta Coches US Marshals (3)

Un vehículo de particular interés, un Pontiac Firebird Trans Am de 1978 anteriormente propiedad del actor Burt Reynolds, se vendió por 163.350 euros. Lleva logotipos de “Bandit Run” en la luneta trasera y el parabrisas, y parece tener componentes de la suspensión y asientos semibuquet del mercado de accesorios. Venía con su registro en Florida y el nombre de Reynolds en él, con un autógrafo en la guantera que dice: “Be Safe! [¡Ten cuidado!] Burt Reynolds”.

Es la colección de un solo propietario más grande jamás subastada por el Servicio de Alguaciles de EE.UU. El jefe adjunto de los U.S. Marshals, Lasha Boyden, de la oficina de Sacramento, lo calificó como “una impresionante colección de vehículos” que incluye desde Humvees de la década de los 90, con muscle cars de hace varias décadas e incluso extraños clásicos como un Buick Roadmaster de 1939, un Chevy Thriftmaster de 1951 y un Plymouth Special Delux de 1941.

De acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos, los ingresos se destinarán a pagar a las personas que, supuestamente, fueron defraudadas.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.