Los tribunales anulan la mitad de las multas impuestas por la DGT

Los tribunales anulan la mitad de las multas impuestas por la DGT

Un estudio de AEA asegura que en los últimos 20 años la DGT ha formulado 70 millones de denuncias, recaudando unos 6.500 millones de euros


Tiempo de lectura: 7 min.

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha realizado un detallado estudio que estima que una de cada dos multas de tráfico por exceso de velocidad que son recurridas es anulada por los tribunales porque no se está aplicando correctamente el margen de error de los radares como motivo fundamental, otras veces se trata de “mala fe procesal”.

En los últimos 20 años la DGT ha formulado 70 millones de denuncias en las carreteras de su competencia, con una recaudación en torno a los 6.500 millones de euros. Durante este periodo las sanciones se incrementaron un 122 % y de las 2.105.024 denuncias formuladas en 2001 se ha llegado a la cifra de 4.684.286 en 2019, a pesar de que el parque móvil creció en menor proporción (42 %).

Esta situación es debida al cambio de ley consolidado en 2009, la Ley 18/2009, de 23 de noviembre, por la que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, en materia sancionadora.

En dicha modificación de ley, los recursos planteados por los ciudadanos contra estas multas han sufrido un proceso inverso. Esto es, se redujeron las posibilidades de defensa de los ciudadanos y se aumentó el descuento por pronto pago del 30 al 50 % del importe de las multas a aquellos conductores que no planteaban ni alegaciones ni recurso alguno. En otras palabras, aceptar la culpa a cambio del descuento y no reclamar.

Litigiosidad multas DGT 2011 2020

Fuente: Automovilistas Europeos Asociados

“Ello ha dado lugar -según indica AEA en su informe- a que, en la actualidad, el 64 % de los conductores prefieran pagar con descuento a plantear ningún tipo de recurso, aunque consideren que la denuncia formulada sea injusta.” Si en la fase de alegaciones o de recurso no nos dan la razón, tenemos que abonar el 100 % de la sanción.

Por otro lado, cabe resaltar que tras realizarse el cambio de ley en aquel 2009, en plena crisis económica, se llevaron a cabo 4.868.607 denuncias, que recaudaron un total de 466.038.452 euros, con diferencia de las 3.512.126 denuncias realizadas tan solo dos años antes, que hicieron una recaudación de 301.670.122 euros. La DGT ganó por partida doble, al reducirse la carga administrativa sobre alegaciones y recursos.

Contacto Lexus UX 300e 27

Control de crucero activo en zona de radar de tramo a 100 km/h

El margen de error de los radares

Todos los cinemómetros (fijos, móviles, de tramo…) destinados a medir la velocidad a la que circulan los vehículos tienen algo en común: el margen de error. No es un fallo del dispositivo, al contrario, si están correctamente homologados, esta tolerancia se incluye en la propia verificación del aparato y estos deben de someterse a unos controles metrológicos muy estrictos y periódicos, con el fin de asegurar su fiabilidad y confianza del ciudadano en el sistema.

La ley establece que hay que aplicar un margen de error para asegurar que cuando el radar entra en acción lo hace porque se ha superado la velocidad máxima establecida para esa vía. Ese margen de error siempre se aplica a favor del ciudadano.

Es cuando nos hacemos una pregunta, ¿cómo podemos saber cuándo saltará un radar?

La respuesta es la famosa regla del 7 de la Guardia Civil. Esta pauta consiste en sumar 7 km/h a la velocidad máxima de la carretera por la que estamos circulando. Eso sí, ten en cuenta que este método solo se puede aplicar cuando el límite sea, como máximo, de 100 km/h. Por lo tanto, en una carretera de 50 km/h, el radar saltará cuando vayamos a 58 km/h. En una de 60 km/h, lo hará a los 68 km/h. Lo mismo ocurre en las vías limitadas a 70, 80, 90 y 100 km/h.

El margen de error de los cinemómetros se aplica en función del tipo de vía. Las autovías o autopistas se rigen por otra norma del 7 diferente a esta porque su velocidad máxima es mayor: 120 km/h. ¿Qué criterio hay que aplicar en estos escenarios? En este caso habrá que sumar el 7 % de este límite, es decir, 8,4 km/h, y, por lo tanto, el radar saltará cuando circulemos a 128,4 km/h… o más.

Aun así, cabe destacar un dato importante y es que, según la Guardia Civil, los radares nuevos tienen un margen de error del 3 %, en comparación con el 7 % los más antiguos, siendo este último, según Tráfico, “más beneficioso para el conductor”. Los controles de tramo son mucho más precisos y su margen de error es inferior. De todas formas, la mayoría de los velocímetros marcan una velocidad un poco superior a la real, y en el mejor caso marcan la misma velocidad que el GPS.

Además, tal y como se apreció en la estadística de sanciones de 2020 han aumentado mucho las sanciones de radares móviles sin posterior parada del conductor, por lo que el infractor puede tardar días o semanas en ser consciente que iba más rápido de lo que debía, de dudoso beneficio para la Seguridad Vial.

Contacto Suzuki Vitara SHVS 48V 04

¿Sabías que la DGT está obligada a tomar dos fotogramas de tu coche a la hora de ponerte una multa?

La asociación de ayuda al automovilista Dvuelta ha ganado una sentencia presentada en el l Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 5 de Córdoba, por solo presentar la denuncia una fotografía del coche en uno de sus radares fijos cuando es obligatorio presentar dos imágenes tomadas en diferentes instantes. Una debe ser panorámica y la otra del detalle de la matrícula, y ambas deben tener información metrológica incrustada.

En la orden ITC/3123/2010, por la que se regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de Vehículos a Motor, publicado en el Boletín Oficial del Estado, el Anexo III recoge los requisitos esenciales específicos para los cinemómetros destinados a medir la velocidad instantánea de circulación de los vehículos a motor desde emplazamientos estáticos o a bordo de vehículos. Dicha Orden ITC quedó derogada con efectos el 24 de octubre de 2020, pero afecta a todo lo anterior a esa fecha.

No vale hacer una foto y que la segunda sea un recorte de la primera, pero es una práctica habitual en las sanciones por velocidad

Este punto recoge, textualmente, que “salvo que el instrumento sea capaz de detectar, seguir e identificar inequívocamente el objetivo durante todo el proceso de medición, a los instrumentos instalados de forma fija y diseñados para operar bajo circunstancias donde no es posible la presencia continua del operador que vigile sus especificaciones de funcionamiento, se les exigirá al menos dos fotogramas del vehículo infractor tomados en diferentes instantes: uno de ellos mostrará una visión panorámica del vehículo; el otro, su placa de identificación”.

Si no se dan ambas circunstancias, presentando un recurso administrativo la sanción está prácticamente ganada, sobre todo a tenor de este fallo judicial. Según Dvuelta, esto abre la puerta a la nulidad de millones de sanciones por exceso de velocidad.

Costas procesales, o el tiro por la culata para la DGT

Por otro lado, son muchos los jueces que están obligando a la DGT a pagar las costas procesales en beneficio del demandante. A propósito de la sentencia que obliga a abonar 400 euros a la Dirección General de Tráfico, Mario Arnaldo, presidente de AEA, resalta que “si se aplicara en todos los procesos judiciales que pierde, seguramente la DGT dejaría de ser un organismo recaudador tal y como, sin pudor alguno, ha reconocido ejercer esta función su director general”.

En el caso de que hayas sido sancionado, creas que ha sido objetivamente injusto y que puedes reclamar, asesórate, porque puedes quedar exonerado por completo del pago de la sanción.

COMPARTE
Sobre mí

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!