La prohibición de los motores de combustión traerá muchos problemas

La prohibición de los motores de combustión traerá muchos problemas

Algunos países no están conformes y muchas organizaciones ya avisan de los problemas que acarrea dicha prohibición


Tiempo de lectura: 8 min.

Desde que conocimos que oficialmente, se prohibirían los motores de combustión interna en Europa a partir de 2035, las cosas han estado muy tranquilas hasta el momento. Faltaba la votación de los diferentes miembros de la Unión Europea para que fuera ratificada y puesta en marcha la ley, algo que pocos dudaban que ocurriera. Sin embargo, el automóvil es la segunda industria más potente de Europa, siendo el principal sustento de algunos países, siendo lógico que hubiera alguna queja que otra.

Sin embargo, pocos podrían imaginarse que las cosas estaban tan atravesadas. En estos momentos, hay varios países que se han posicionado en contra de prohibir la venta de motores de combustión: Alemania, Francia e Italia. Estos países aseguran que la decisión del Parlamento Europeo es equivocada y no secundarán esta medida, es decir, votarán en contra. Todo pintaba muy fácil, todo parecía hecho y ya estábamos diciendo adiós a los motores de combustión, pero parece ser que no todo es tan bonito como lo pintan.

Europa quiere ser neutra en emisiones de carbono para el año 2050 y los motores de combustión en el transporte por tierra es una parte importante en dicho proceso. Todos estamos de acuerdo en la necesidad de reducir las emisiones, a nadie se le escape que la contaminación es uno de los principales males del Siglo XXI, pero también estamos de acuerdo en que hay otras formas de reducir las emisiones sin tener que prohibir e imponer.

Los fanáticos de los motores de combustión (como nosotros) se habían echado las manos a la cabeza, cuando salió la noticia de la prohibición para 2035

Porsche 911 GTS Targa 2022 (4)

Alemania no está en contra por temas de imposición, en Alemania lo que preocupan son los cientos de miles de puestos de trabajo que se perderán con la transición y además, también les preocupa la posición dominante que ahora tienen, la cual, podría diluirse al abrir la puerta a nuevos fabricantes al instalar la tecnología eléctrica por obligación. Según palabras del Ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, la eliminación completa de los motores de combustión en Europa “es una decisión equivocada” porque fabricantes de otras partes del mundo llenarían ese vacío. Por tanto, Alemania no aceptará prohibir los motores de combustión.

Sus palabras se ven secundadas por las del Ministro de Transportes alemán, Volker Wissing, quien ha apuntado que la decisión no es razonable y por supuesto, como viene haciendo desde hace tiempo, ha aprovechado para volver a poner sobre la mesa los combustibles sintéticos, para poder lograr los objetivos de Europa en lo que a emisiones de carbono respecta. Por esta misma razón, desde Alemania se pidió una exención para los motores alimentados por combustibles sintéticos.

La industria alemana es una de las mejor posicionadas en cuanto a electrificación. BMW tiene varios modelos eléctricos, con otros tantos en camino. Mercedes ha destacado con su familia EQ y Audi es uno de los fabricantes que antes tomarán el camino de la conversión, el cual ya ha sido iniciado con la familia e-tron. Incluso Porsche tiene su eléctrico (de gran éxito) y tiene varios proyectados que no tardarán en llegar. Sin embargo, todos ellos también viven del motor de combustión y BMW no ha dado fechas concretas para su adopción total del motor eléctrico; Mercedes se comprometió a vender únicamente coches eléctricos en 2030; Audi será eléctrica desde 2026 y Opel hará lo propio en 2028.

El caso es que prohibir los motores de combustión, aceleraría este proceso y peligran alrededor de 830.000 puestos de trabajo

fabricación audi e tron gt (7)

Esto ha provocado que la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA por sus siglas en alemán), afirme que la decisión va en contra de los ciudadanos, del mercado, en contra de la innovación y contra las tecnologías modernas. Así que, por el momento, Alemania se posiciona en contra de la medida, al igual que Francia e Italia.

Como en el caso del país germano, tanto Francia como Italia aluden a un problema económico serio, que llegará con la prohibición de los motores de combustión, el mismo argumento que también ha presentado la República Checa. Sin embargo, cada uno presentará alternativas diferentes, como Francia, que pide dejar fuera de la prohibición a los vehículos con grupo motor híbrido enchufable, mientras que Italia apuesta, como Alemania, por los combustibles sintéticos y por establecer una serie de excepciones a través de lo que muchos han llamado “Enmienda Ferrari”, que básicamente se centra en dejar fuera de la prohibición tiradas limitadas de determinadas marcas.

Parece que una ley que estaba casi confirmada, podría tener algunos escollos para hacerse realidad, aunque por el momento, nadie duda que finalmente acabe por imponerse y en otoño se haga totalmente oficial. Por ejemplo, de nada sirve que el Ministro de Finanzas alemán afirme que se trata de una normativa errónea, si el gobierno Federal ha dado su visto bueno, algo que ya hizo en marzo. Pero además, para que esta ley salga adelante no hace falta una enorme mayoría, basta con que la mayoría de los países de la Unión Europea voten a favor para que todo siga adelante.

En el caso de España, la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Rivera, está a favor de la norma y por tanto, España votará “Sí” a la prohibición de los motores de combustión a partir de 2035. Por eso, las patronales de transporte está avisando al gobierno de lo que ocurrirá cuando la norma se haga efectiva, un total de 16 organizaciones empresariales se han unido para advertir que las cosas se pondrán muy feas. En un primer momento, afectará a la población más vulnerable y de la de rentas bajas, así como a los habitantes de las zonas más despobladas y menos comunicadas. Los coches eléctricos son mucho más caros que un coche convencional equivalente y la infraestructura no es, ni de lejos, la necesaria para que la población total de España conduzca un coche eléctrico.

Las emisiones de CO2 en Europa procedentes del transporte suponen la cuarta parte del total. Y de esta cuarta parte, solo el 12% de las emisiones de CO2 que se lanzan a la atmósfera en toda la Unión Europea, proviene del tráfico de automóviles

Autobahn (1)

No debemos olvidar que se prohibirá vender coches nuevos equipados con motores de combustión, quedando la opción del mercado de segunda mano, pero tarde o temprano, esos coches se verán penalizados por toda clase de trabas: mayores impuestos, combustible con precios por las nubes, impedimentos para circular por normalidad y libertad, estacionamientos de precios muy caros… el futuro, impuesto por terceros con poca información, es el coche eléctrico y las cosas no pintan bien para muchas personas.

En Europa, el parque móvil tiene una edad media de 11,5 años, dando una idea de cómo están las cosas en nuestro país y el problema que existe para renovar todo el parque móvil. En España, la media de edad del parque móvil es todavía mayor, suponiendo un problema más grande para renovarlo. ¿Por qué? Porque la gente no quiere o no puede invertir tanto dinero en un automóvil cada cinco años. Es un enorme gasto, el segundo gasto más alto que afronta una familia tras la adquisición de una casa y es algo que no se puede hacer solo porque a unos políticos se les haya antojado. Sobre todo ahora, que los coches son cada día más caros y el poder adquisitivo de la gente es más bajo. Además, tenemos otro problema: el 77% del transporte de mercancías en Europa se hace por tierra, es decir, con camiones y furgonetas. ¿Cómo cambiar esto cuando muchos trabajadores se acaban de comprar un vehículo que necesita muchos años para ser rentabilizado? No olvidemos que la compra de un camión es un gasto espectacular.

La producción de vehículos en Europa es una enorme fuente de ingresos (solo en impuestos genera alrededor de 500.000 millones de euros), así como una fuente casi inagotable de empleos (se calcula que hay casi 15 millones de puestos de trabajo en la industria del automóvil, el 6,7% de toda la Unión Europea). El 25% de todos los vehículos que se fabrican en el mundo procede de Europa y actualmente, el 47,5% emplean motores de gasolina, siendo solo el 24,5% los que equipan tecnologías alternativas (híbridos, híbridos enchufables o eléctricos).

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

7
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
cacho_perro
Invitado
cacho_perro

La cuestión es aún en el caso de que la electrificación masiva tuviera éxito qué impacto real tendría en la descarbonización mundial teniendo en cuenta que el mercado europeo es cada vez más irrelevante y aún existirán gigantescas áreas (Sudamércia, toda África, la mayor parte de Asia incuyendo el inmenso mercado hindú…) donde los vehículos a combustión seguirán siendo mayoritarios si no más porque simplemente la población no tiene la capacidad económica de comprar eléctricos ni pagarse cargadores rápidos….dado que es POBRE…

Pablo Mayo
Editor

Pues bajaríamos el 1% de emisiones de CO2 a nivel mundial, incrementando al infinito nuestros problemas: paro, inflación, imposibilidad de acceso a un vehículo eléctrico a rentas bajas… La UE emite el 7,9% del CO2 mundial, y el automóvil es un 12% de eso.

CO2 por paises.jpeg
cacho_perro
Invitado
cacho_perro

Maaaadre mía, con China…. efectivamente todo esto es un sinsentido si no hay una coordinación a nivel mundial o no se desarrolla una nueva tecnología de baterías que las abaraten (mucho), se desarrolle una infraestructura masiva de carga y resuelvan de paso los múltiples problemas que tienen las actuales (en India por ejemplo se están incendiando las motillos eléctricas baratas chinas que son las únicas que se pueden permitir con las olas de calor que son un primor….) Poniéndose uno en plan conspiranoico, todo esto me suena más a una futura escasez de petróleo cuyo uso quieren priorizar para usos… Leer más »

Pablo Mayo
Editor

Efectivamente, hay intereses ocultos. De otra manera no se entiende que el transporte en Europa, con el 1% de emisiones mundiales, esté en el foco de una reconversión industrial. Estoy a favor de dejar de depender del petróleo de fuera de la UE, pero, ¿estamos preparados para cambiar todos los vehículos a eléctricos? Creo que no. Ni hay materias primas para tanta batería, ni la generación eléctrica de cada país puede asumir el aluvión de electrificación.

Fga
Invitado
Fga

La escasez está y ya hay informes que dicen que las baterías que iban a bajar, no van a bajar, van a subir de precio, por qué la energía verde sigue dependiendo del petróleo y sobre todo del diésel… es un círculo qué se retroalimenta.

Fga
Invitado
Fga

Perdón pero es erróneo él análisis, UE sacó fuera de la región lo que contamina, se instaló en regiones con menos regulaciones, mano de obra barata y energía barata (carbón china). Todos apuntamos a China y le dimos la industria mundial y hoy lo vemos con los desabastecimientos de materias primas, tecnología, etc y ups además no tenemos energía y ups hay una guerra y tenemos que prender las centrales a carbón y ya no somos tan verdes. Él verdadero trasfondo de la situación para la UE es que la industria automotriz representa una de las mayores fuentes de ingreso… Leer más »

Fga
Invitado
Fga

Perdón pero justamente los pobres son los que no contaminan, por qué no tienen grandes casas, autos, ni vacaciones en avión, calefacción, aire acondicionado, mucha ropa, etc, etc, el problema son los ricos, los que más tienen y justamente sometemos a los que menos tienen.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.