La marca Hispano-Suiza resurge de sus cenizas

La marca Hispano-Suiza resurge de sus cenizas

La cigüeña volará de nuevo


Tiempo de lectura: 2 min.

Hispano-Suiza fue una marca española que fabricaba grandes automóviles en el siglo pasado, y tras años de inactividad, hoy anuncian que presentarán un prototipo de superdeportivo completamente eléctrico en el próximo salón de Ginebra, que se celebrará en marzo del año próximo.

Esta histórica marca, actualmente perteneciente al Grupo Peralada, y originalmente llamada “La Hispano-Suiza Fábrica de Automóviles S.A.” fue fundada en Barcelona en 1904 por Damián Mateu con el apoyo del director técnico e ingeniero suizo Marc Birkigt, socio también de la compañía.

Tras una historia de éxito, llegó la guerra civil y en 1936 comienza su declive hasta 1946, momento en que se venden todos sus activos y cierra sus puertas. Desde entonces y hasta el año 2000, la familia Suqué Mateu mantuvo la propiedad de la marca,  y en ese mismo año, Hispano-Suiza llegó a un acuerdo de cesión de marca con ingeniería Mazel para fabricar un prototipo: un superdeportivo biplaza de lujo HS21, que vio la luz en Ginebra ese mismo año. En los años 2001 y 2002, se presentaron los modelos K8 y el HS21-GTS, sendas evoluciones del primero.

Hispano Suiza 2

Posteriormente alguien utilizó el nombre sin los derechos correspondientes para bautizar un prototipo, y comenzó una batalla legal. Si queréis conocer la historia al detalle, os recomiendo leer este reportaje muy completo de J.J. donde cuenta todo lo que ocurrió, desde el nacimiento de la marca hasta nuestros días.

¿Qué conocemos de este nuevo prototipo de Hispano-Suiza? Que será eléctrico, fabricado en Barcelona, su silueta y algún que otro teaser. El actual presidente de Hispano-Suiza Fábrica de Automóviles S.A., Miguel Suqué Mateu, bisnieto del fundador, ha realizado los siguientes comentarios con motivo de este anuncio:

“Hemos llegado a hacer realidad un sueño que tuvimos hace muchos años, volver a ver circular un Hispano-Suiza por las carreteras de todo el planeta. Ya en 1900, en los orígenes de Hispano-Suiza, se construyó el primer automóvil eléctrico en el mundo, un prototipo que no llegó a fabricarse de forma industrial. Transcurridos 119 años, en marzo de 2019, en Hispano-Suiza tendremos nuestro primer automóvil 100% eléctrico, de altas prestaciones y fabricado en Barcelona, cumpliendo también el sueño de mi bisabuelo.”

Ahora nos queda por ver si esta nueva andadura se quedará en prototipo, como ya ocurrió hace años, o verdaderamente veremos el resurgir de esta marca, tan prestigiosa en el pasado. Ojalá esta vez sea la buena y podamos ver a Hispano-Suiza de nuevo rodando por las carreteras.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

He vuelto a repasar el ilustrativo artículo de J.J. López, los protos que aderezan son impresionantes. Si ha de resurgir esta marca, no la cataremos el común de los mortales.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.