El primer New Stratos busca nuevo hogar

El primer New Stratos busca nuevo hogar

Tomando como base el Ferrari F430 Scuderia, solo existen 25 unidades


Tiempo de lectura: 2 min.

En el año 2010, un multimillonario alemán fanático de los rallyes, Michael Stoschek, puso de su bolsillo mucho dinero para crear una reedición moderna del mítico Lancia Stratos. Lo llamaron «New Stratos» y para su creación, hacía falta un modelo sobre el que tomar punto de partida: un Ferrari F430 Scuderia, que Manifattura Automobili Torino (MAT), transformaba por completo.

La reencarnación del Lancia Stratos salió a la venta en 2018 siendo un coche realmente exclusivo, con un precio superior a los 500.000 euros aunque, por supuesto, totalmente personalizable. Como cabe esperar, el New Stratos es un auténtico coche de colección para entusiastas con mucho dinero, muy complicado de ver y mucho más complicado es encontrar una unidad a la venta.

Sin embargo, la casa de subastas Bonhams anuncia nada menos que el primer New Stratos de los 25 ejemplares que se tenía intención de fabricar. Una unidad que está decorada con los menos míticos colores de Alitalia junto a unas llantas en tonalidad amarilla. Se pondrá bajo el martillo en el Grand Palais de París, el próximo día 6 de febrero, con un precio estimado de entre 700.000 y 900.000 euros.

new stratos 2

Por entonces, el CEO de Ferrari era el carismático Luca Cordero di Montezemolo, quien conocía bien el proyecto e incluso llegó a probar un ejemplar con el que disfrutó mucho según se dice. Pero, como suele ocurrir con Ferrari, se negaron a suministrar los componentes para la creación de los 25 ejemplares y Pininfarina, que era parte del proyecto, tuvo que decir adiós.

El caso es que la idea siguió adelante y los New Stratos tomaron forma, pero usando unidades del F430 Scuderia suministradas por los clientes. Al mismo tiempo, el V8 colocado en posición central trasera recibió modificaciones para aumentar sus prestaciones llegando a los 540 CV, que se combinaban con un peso 50 kilos inferior gracias a la profusión de fibra de carbono en su estructura.

La unidad que tiene Bonhams para subastar, además de ser la primera de todas ellas, es un coche que ha sido disfrutado acumulando cerca de 30.000 kilómetros recorridos. Tiene documentación alemana donde se recogen algunas modificaciones adicionales.

Quizá no tenga el mismo carisma y la misma leyenda del Lancia Stratos, un coche que fue creado ex profeso para competir en rallyes, pero es una de las mejores reediciones modernas que se han hecho hasta el momento. Si no te llega para llevártelo a casa, siempre puedes recurrir a los diversos fabricantes de réplicas que hay en el mundo, aunque su calidad de fabricación estará muy lejos del New Stratos no se contará con el motor V8 Ferrari.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.