El nuevo ejecutivo no renovará los peajes de las AP-1, AP-4 y AP-7

El nuevo ejecutivo no renovará los peajes de las AP-1, AP-4 y AP-7

Este diciembre se libera el peaje entre Burgos y Armiñón


Tiempo de lectura: 2 min.

Décadas atrás, se construyeron algunas autopistas de peaje para aliviar las viejas carreteras nacionales, de forma que el Estado no gastase más dinero. Hoy día varias de esas vías están completamente amortizadas y sus concesiones se han estirado por razones políticas. No será así con el nuevo ministro de Fomento, o eso ha dicho.

José Luis Ábalos (PSOE) ha dicho en una entrevista a El País que no se van a renovar las concesiones de la AP-1 (Burgos-Armiñón, 30/11/18), AP-4 (Sevilla-Cádiz, 31/12/19) y AP-7 (Alicante-Tarragona, 31/12/19). Así, el 1 de enero de 2020 quedarán liberados del peaje 468 kilómetros de autopista, por lo que se despejarán mucho las alternativas gratuitas y quedarán libres para el disfrute de todos y los conductores locales.

Mantener esos tramos de autopista como públicos y sin barreras costará unos 27 millones de euros al año

Más adelante quedarán liberadas de peaje la AP-2 (Zaragoza-AP-7) y AP-7 (Tarragona-La Jonquera y Montmeló-El Papiol). En 2021 vencen sus concesiones y 479 kilómetros de autopista pasarán a ser del disfrute de todos a partir del 31 de agosto de ese año. Análogamente las nacionales serán más agradables para conducir y se reducirá su siniestralidad.

Lamentablemente, la AP-6 no entra en la lista, ya que la concesión se volvió a estirar por el tercer túnel de Guadarrama y las autopistas de peaje hacia Ávila (AP-51) y Segovia (AP-61). Por lo tanto, las viejas N-VI y N-110 seguirán teniendo más tráfico del que les correspondería en pleno Siglo XXI. La Autopista del Noroeste data de ¡1968!

No se trata de un simple capricho que se acaben ciertos peajes, porque una cosa es que haya peajes en zonas de alto poder adquisitivo, como ciertas zonas de Cataluña o el País Vasco (ojo, también amortizadas), y otra bien distinta que haya regiones aisladas por tener que elegir entre peligrosas carreteras de doble sentido o pagar peajes. Dejar caducar las concesiones es la opción más sensata.

La tendencia natural en España es a dejar morir las concesiones prorrogadas una y otra vez, y que las autopistas que han sido pagadas, repagadas, tripagadas y archipagadas con los peajes pasen a ser públicas. Otro asunto espinoso es saber qué va a pasar con las autopistas de peaje quebradas, más modernas, ya que hay discrepancias entre los ingresos previstos por las concesionarias y hasta dónde llega la responsabilidad patrimonial (RPA) del Estado por su fracaso.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Francisco Ruiz
Invitado
Francisco Ruiz

La forma en la que hablas en el penúltimo párrafo de las autopistas vascas creo que puede dar pie a confusión. La principal de ellas, la AP8, es un caso curioso que merece especial atención. En el País Vasco las carreteras son competencia provincial. La AP-8 lleva años amortizada y a pesar de estar en manos de las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa, sigue siendo de peaje. La única alternativa que tiene es una sinuosa carretera de un carril por sentido que es todo menos segura y por donde se tarda el doble. ¿Porque no hay tanta oposición contra dicho… Leer más »

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Por ley no debería permitirse prolongar una concesión. La esencia de esto es ahorrar impuestos, y que se pague su construcción con la gente que la use, para que cuando expire el plazo y la concesionaria haya amortizado la vía (y sacado beneficio), todos los ciudadanos podamos usarla sin pagar el peaje. Otra tomadura de pelo como el “rescate” de las radiales. Ya que se rescatan con dinero público, pues público sin peajes debería ser su uso.

Francisco Ruiz
Invitado
Francisco Ruiz

Efectivamente, no debería de permitirse que se prolonguen. De hecho, ha habido sentencias dictando nulas prorrogas simulares en ámbitos equiparables. Cuando la concesión acaba ha de sacarse a concurso, o ser absorbida. Lo que no puede ser es que se acuerde con la anterior concesionaria unas tarifas ligeramente menores (sin proceso competitivo de por medio) cuando las tarifas deberían de ser muchísimo menores de seguir habiendo peaje, ya que la infraestructura ya está amortizada y todo lo que hay que cubrir es el mantenimiento. Es por ejemplo lo que ocurrió con la AP-68

Rest
Invitado
Rest

Tranquilos, guarden calma. El sistema impositivo alternativo estará trazado a tiempo. Mientras expira el vigente gravamen tipo, le vamos dando otra horma a la forma.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!