El Ford Kuga híbrido enchufable corre peligro de incendio

El Ford Kuga híbrido enchufable corre peligro de incendio

La Comunidad Europea tiene constancia de cuatro casos


Tiempo de lectura: 3 min.

Toyota acertó de pleno cuando puso en circulación la primera edición del Prius. Rompió algunos esquemas con su diseño y con su tecnología, pero al final se ha demostrado como una opción muy válida en el camino hacia la electrificación total. Opción que el resto de fabricante se han visto obligados a adoptar, aunque cada uno ha ido por donde mejor le convenga, siendo la elección más popular la hibridación enchufable.

Un buen número de fabricantes han optado por dar vida a diversos modelos con grupo propulsor híbrido enchufable. Tiene sus ventajas, como una mayor autonomía eléctrica y el distintivo ambiental CERO en España, que les concede la idiosincrasia de un eléctrico puro y por tanto, se encuentra exento de cualquier tipo de restricción al tráfico por motivos medioambientales. La contrapartida es el precio y la necesidad de contar con un enchufe para recargar las baterías, algo que no siempre ocurre.

Ford ha sido una de las últimas marcas en llegar a la hibridación enchufable con una apuesta que prometía, al menos sobre el papel, ser un modelo de éxito y una fuente de alegrías para la marca: el Ford Kuga PHEV, la versión “eco” de la última generación del SUV americano, con el que esperan tener una buena aceptación en un mercado que absorbe casi cualquier tipo de SUV que se ponga en circulación.

La Comisión Europea avisa de cuatro supuestos casos de incendio

A simple vista, el Ford Kuga no es precisamente feo y sabiendo como trabaja Ford, muy seguramente tampoco será un coche que tenga un mal comportamiento en carretera, más bien lo contrario. Pero el nuevo Ford Kuga ya tiene su primer problema de fabricación y además, es un problema gordo. Tanto, que los Kuga híbridos enchufables pueden salir ardiendo por un fallo en las baterías.

ford kuga phev (2)

Ford ha detenido las entregas del SUV compacto tras un comunicado de la Comunidad Europa, que informaba sobre cuatro supuestos casos de incendio de Ford Kuga PHEV. Según parece, el problema se origina por un daño físico en el módulo de control de diagnóstico de a bordo y/o en el conector, que podría permitir la entrada de agua en el módulo provocando un cortocircuito eléctrico lo que a su vez, haría arder una o más celdas de las baterías al sobrecalentarse.

Las unidades afectadas por este problema son las fabricadas entre el 1 de julio de 2019 y el 5 de junio de 2020, aunque se desconoce el número exacto de unidades afectadas. Se tiene previsto que la cifra de unidades afectadas ascienda hasta los 27.000 coches. Ford afirma que se ha informado a todos los propietarios y concesiones que tengan en su poder una de las unidades fabricadas durante este periódo.

Ford ha recomendado que no se recarguen las baterías hasta que se soluciones el problema, algo que ya debería haber comenzado. También recomienda que no se conduzca en modo totalmente eléctrico, sino en EV Auto híbrido).

El Ford Kuga se fabrica, en exclusiva, en Valencia, en la planta de la marca en Almussafes

Durante el primer semestre del año, Ford han entregado un total de 7.426 unidades del Ford Kuga PHEV, un coche que se fabrica en exclusiva en la planta de Almussafes, en Valencia. De estos casi 7.500 coches, 3.684 fueron entregados durante el último mes de junio.

Los incendios registrados no han sido en España ni en ningún país que se pueda considerar cercano. La Comisión Europea ha sido quien ha informado sobre la procedencia de los casos, los cuales han ocurrido en Finlandia, Eslovenia y Polonia. No hay daños personales de ningún tipo, tan solo materiales.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.