Daimler, contra la pared por manipular las emisiones de sus diésel

Daimler, contra la pared por manipular las emisiones de sus diésel

La KBA ordena que llamen a revisión 700.000 unidades en Europa


Tiempo de lectura: 5 min.

Apenas falta un mes para el tercer aniversario del estallido del escándalo de las emisiones de motores diésel, o Dieselgate. En septiembre de 2015 Volkswagen admitió haber utilizado malas artes para que sus coches aparentasen ser más limpios de lo que eran, haciéndose los buenos en pruebas de homologación. La misma acusación pende sobre Daimler y su marca Mercedes-Benz, y con más nitidez que nunca. La KBA empezó investigando a las furgonetas Vito 109/111 CDI y en cuestión de meses ha acabado exigiendo la revisión de casi toda la gama a gasóleo.

Tan solo Volkswagen ha admitido en estos tres años haber hecho trampas, el resto de los fabricantes con emisiones reales de óxidos de nitrógeno (NOx) muy por encima de los límites legales de Euro 5 y Euro 6 se escudan en razones técnicas y la flexibilidad que tiene el reglamento europeo. En palabras simples, se permite una mayor contaminación si, temporalmente, se justifica para salvaguardar la salud de la mecánica. La línea roja que divide eso del fraude es finísima.

El organismo competente en transporte en Alemania -donde se han homologado la mayoría de los Mercedes-Benz-, la Kraftfahrt-Bundesamt (KBA), ha ordenado que pasen por el taller 980.000 a nivel europeo 700.000 turismos, todoterrenos, SUV y furgonetas de la marca para suprimir una parte de la programación de las centralitas. Según la KBA, son programaciones fraudulentas, pero el fabricante dice que está dentro de lo normal para garantizar que los sistemas antipolución sean eficaces en un amplio abanico de condiciones. La publicación alemana Der Spiegel dio la lista el sábado: 24 variantes en total.

A finales de junio se hizo pública la cifra de 774.000 unidades en toda Europa, pero se quedaron modelos por mencionar

Mercedes-Benz C 300 BlueTec Hybrid

No se libra ni el Mercedes-Benz C 300 BlueTec Hybrid, equipado con motor 2.2 L4 (OM651)

Los modelos afectados son todos de estándar Euro 6b, y se han fabricado hasta mayo de 2018. A modo de resumen, son:

  • 1.6 L4 OM622: C, Vito
  • 3.0 V6 OM642: CLS, E, G, GLE, GLS, ML, S
  • 2.2 L4 OM651: C, GLC, S, SLK, Sprinter, V

Como podemos ver, es prácticamente toda su gama. Respecto a las clases compactas, basadas en plataforma MFA, ya se hizo una llamada a revisión -voluntaria- de casi tres millones de unidades para los A, B, CLA y GLA. En total, hablamos de casi cuatro millones de Mercedes-Benz que deberían pasar por los talleres para poner sus centralitas a funcionar legalmente. Se supone que el fabricante tenía que haber avisado a la KBA de todas las circunstancias en las que los sistemas antipolución dejan de funcionar.

Por su parte, Daimler dice que no está conforme con la KBA, pero que va a colaborar, paralelamente busca amparo en los tribunales. Dieter Zetsche y la empresa en general siempre ha negado que haya un fraude, pero discrepa respecto a lo que la KBA considera legal y lo que no, pero la última palabra es la del regulador alemán. La orden de revisión afecta a todos los países miembros de la UE: 700.000 unidades en 27 países, 280.000 unidades en Alemania.

Daimler y Mercedes-Benz afrontan un nuevo golpe a su reputación, defensores de que la tecnología diésel no hay que prohibirla, sino mejorarla. La experiencia con estos motores en Mercedes-Benz es de las más altas de la industria, o la que más, no en vano el 260D (1936) fue el primer turismo diésel que se vendió de forma masiva (el Hanomag Rekord Diesel en menor número) y el 300SD (1978) el primer turbodiésel. La friolera de 82 años de experiencia en el mercado, que se dice pronto. Si queréis ampliar en detalles históricos, tenemos el artículo adecuado.

Mercedes Benz 260D Landaulet

Mercedes-Benz 260D Landaulet (1936)

Al fabricante de automóviles más longevo -fabricando automóviles, y turismos diésel- se le ha pillado con sus gases de la misma forma que cuando recriminamos a un pedorro que no haya contenido su esfínter: “yo no he sido.” Aún así, con o sin reconocimiento de culpa, huele igual. Los óxidos de nitrógeno no son ninguna broma, producen enfermedades respiratorias, gases precursores de ozono a baja altura -es venenoso-, autismo en los niños… Se trata de algo más que una simple cuestión técnica; es salud pública.

En Alemania ya han empezado las restricciones circulatorias para los diésel más contaminantes, va a ser un goteo de grandes ciudades en cuestión de meses

Los diésel de Mercedes-Benz se han vendido durante años como limpios, de ahí el nombre comercial “BlueTEC”. En la llamada a revisión hay también sendos modelos híbridos con el motor 2.2, tanto en la Clase C como en la Clase S. Y se supone que son los más limpios de su generación. Es para echarse las manos a la cabeza. La situación de Daimler es cada vez más complicada. A este paso, la mayoría de modelos que han vendido en los últimos años podrían acabar teniendo el mismo problema, la KBA sigue investigando.

La futura gama EQ va a representar lo más limpio de Mercedes-Benz, híbridos y eléctricos. Al igual que Volkswagen, la marca de la estrella debe pasar página y diseñar los coches del futuro, donde el motor diésel tiene cada vez menos encaje, sobre todo si resulta imposible unir en la misma oración “diésel” y “limpio” (y que tenga sentido). Mientras tanto, el fabricante ejercerá una defensa numantina de sus diésel. Ya sabéis cómo acabó lo de Numancia y los romanos, ¿verdad? Heroicamente, pero ganaron los romanos.

Cuando el fabricante tenga listas las reprogramaciones de centralita, se irá contactando con los propietarios de todos esos coches para que acudan a taller. No cuesta dinero, solo hay que perder una hora. En España no será obligatorio ir a reprogramar, pero en Alemania sí, de lo contrario la KBA puede acabar retirando el permiso de circulación, y eso implica perder la matrícula. Los efectos secundarios que esa programación nueva tendrá en los motores son desconocidos.

NOTA: el número total de unidades afectadas es 700.000, anteriormente pusimos 980.000, cuando en realidad las 280.000 unidades alemanas ya están incluidas en las 700.000. Pedimos disculpas por el fallo.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
rah
Invitado
rah

Hola a todos mazda está realizando unas reprogramaciones de sus centralitas en los coches diesel. Después de la reprogramación he percibido una aparente perdida de potencia y auqmento en el consumo …. ¿a qué responde esto?
Mazda no da aclaraciones al respecto.

Gracias.

Matt
Invitado
Matt

Quiero oír yo la respuesta del usuario medio de Mercedes en España cuando lo llamen a revisión, puede dar para un libro épico con todas ellas.

Y no me extrañaría que muchas unidades alemanas que pierdan el permiso de circulación por no adaptarse en origen terminen con una matrícula nueva por aqui u otro mercado de ocasión benevolente como este.

Javier Costas Franco
Invitado

Los que pierdan la matrícula en Alemania tienen garantizada su buena acogida en países del Este, pero hablamos de coches relativamente recientes y por tanto un poco caros para el polaco, búlgaro o rumano medio… Pasarán por el aro casi todos, los de Volkswagen por junio ya habían pasado la revisión en más del 95 %…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!