Los Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI ya están disponibles en España

Los Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI ya están disponibles en España

Los precios arrancan en 115.160 euros


Tiempo de lectura: 7 min.

Ya están a la venta los Audi SQ7 y Audi SQ8, dos de las versiones más potentes y rápidas de los enormes SUV alemanes y que están animados por motores TFSI V8 biturbo con 507 CV y 770 Nm de par. Una acción que Audi pone en marcha en respuesta a la tendencia de ofrecer versiones con motor gasolina entre los SUV más grandes y prestacionales, ya que ambos aparecieron por primera con motor TDI.

Audi es uno de los paladines de la tecnología diésel, apostando durante muchos, muchos años en sus motores TDI llevándolos incluso a competición y ganando las 24 Horas de Le Mans. Incluso después del escándalo que afectó a estos motores y que les salpicó de lleno, los motores diésel han sido una tecnología en la que Audi ha seguido y sigue confiando. De hecho, sorprendió a todos presentando sus famosas variantes “S” con motores diésel en el mercado europeo, acompañados de motores gasolina fuera de las fronteras del Viejo Continente.

Una oferta que en el segmento de los SUV grandes de altas prestaciones también se ha llevado a cabo en Europa, presentado hace poco los Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI, los cuales te puedes llevar casa a cambio de 115.160 euros en el caso del SQ7 y de 122.930 euros en el caso del SQ8.

audi sq7 (2)

V8 biturbo de aluminio y tracción total

Para estas nuevas versiones se recurre al motor V8 de aluminio, con 3.996 centímetros cúbicos y asistido por dos turbos. Es un motor muy avanzado y como una enorme cantidad de motores actuales, tienen tratamientos antifricción y por ello, las camisas están recubiertas con una capa especial de acero aplicada mediante inyección por plasma para reducir la fricción. También incorpora el sistema COD o “cylinder on demand”, que desactiva cuatro cilindros desconectando la in yección yel encendido y mantenimiento las válvulas de escape cerradas.

Los árboles de levas de admisión y de escape pueden ajustarse en un ángulo de cigüeñal de 50 grados, según condiciones de funcionamiento, permitiendo un control muy preciso del cruce de válvulas (conocido también como solapamiento de la apertura de las válvulas), que ayuda a que el intercambio de gases sea más eficiente y rápido.

Hay dos turbos de doble entrada, uno para cada bancada, capaces de soplar a 1,5 bares de presión. Están colocados en el centro de la V, que forma un ángulo de 90 grados y tiene la admisión por el lado exterior y, lógicamente, el escape por el lado interior. Se usa este tipo de diseño porque acorta el recorrido de los gases de escape permitiendo que las turbinas tengan pocas pérdidas de flujo. Mientras tanto, unos soportes activos filtran cualquier reacción y movimiento del motor para que no llegue al habitáculo generando unas oscilaciones con una onda a 180 grados en contrafase con las vibraciones del motor, eliminandolas casi por completo.

Audi afirma que el orden de encendido, que es 1-3-7-2-6-5-4-8, garantiza un sonido deportivo y rotundo, que se ve reforzado por unas mariposas en cada una de las salidas del escape que modulan la intensidad.

Con todo esto, el V8 biturbo de los Audi SQ7 y SQ8 rinde 507 CV y 770 Nm de par constante entre 2.000 y 4.000 rpm. Unas cifras que llegan al suelo a través del sistema de tracción quattro. Un diferencial mecánico se encarga de repartir el par 40:60 delante y detrás respectivamente, pudiendo llegar al 70 % al eje delantero y al 80 % al trasero si las condiciones así lo estiman. Hay un embrague de acoplamiento que permite circular “a vela” cuando se levanta el pedal del acelerador. También hay un diferencial deportivo que se equipa en el paquete de suspensión advanced.

audi sq8 (2)

Enormes mastodontes con tren de rodaje regulable y adaptativo

Ambos modelos son realmente grandes y realmente pesados, equiparlos con motores tan potentes requiere reforzar otros apartados para darles solvencia frente a las exigencias que les espera. Así, la suspensión de serie cuenta con el sistema adaptativo sport con control de amortiguación y dirección a las cuatro ruedas. En opción se puede optar al mencionado sistema advanced, que añade el sistema electromagnético de estabilización activa del balance.

Dicho sistema se basa en unas barras estabilizadoras divididas en dos partes, con un pequeño motor eléctrico entre ellas. Al conducir en línea recta las dos mitades se mantienen desacopladas y en modo sport, el motor eléctrico hace girar las mitades en direcciones opuestas para que actúen como un único elemento. La energía para los motores eléctricos proviene de un sistema de 48 voltios y puede suministrar 1,4 kW a cada pequeño motor eléctrico.

Las ruedas son igualmente enormes, formadas por unas llantas de 20 pulgadas en el caso del Audi SQ7 y de 21 pulgadas en el caso del Audi SQ8, calzadas con neumáticos en medidas 285/45. En opción hay unas descomunales llantas de 23 pulgadas con cubiertas de 295/35. Tras esas llantas, unos frenos igual de grandes, con discos delanteros de 400 milímetros y 350 milímetros detrás. Se puede equipar el opción los rotores carbocerámicos.

El centro de control de todos estos sistemas, a excepción de la dirección a las ruedas traseras, es el llamado ECP o plataforma electrónica de chasis. Igualmente se cuenta con un selector de modos con siete perfiles: confort, auto, dynamic, efficiency, allroad, offroad e individual.

Precio y equipamiento

Los precios de estos dos mastodontes de 507 CV no son para todos los bolsillos. El Audi SQ7 inicia sus tarifas en 115.160 euros, mientras que el Audi SQ8 hace lo propio en 122.930 euros. A cambio de semejante montante de dinero, se obtienen unos SUV realmente rápidos, pero también con acabados de primer nivel y un equipamiento donde no hay lagunas: tapicería de cuero y Alcántara con opción de seleccionar otras pieles como el cuero Valcona, inserciones decorativas en aluminio cepillado, carbono o madera, pedalier metálico…

En lo referente a la tecnología, la lista es larga pero podemos destacar la conectividad, imprescindible actualmente, con servicios Car-to-X, reproducción de música en streaming, imágenes satelitales de Google Earth para la navegación con información de flujo de tráfico por carril y predicciones sobre la evolución del mismo, Apple CarPLay, Android Auto, posibilidad de poner el automóvil en marcha desde el teléfono Android y aviso de determinados peligros en la calzada.

Los asistentes a la conducción sin igualmente numerosos, pero se puede destacar el nuevo asistente de maniobras, que a velocidades inferiores a 10 km/h puede evitar colisiones al maniobrar. El sistema detecta objetos que midan más de 20 centímetros alrededor del vehículo empleando los sensores de ultrasonidos y las cámaras de visión periférica (opcionales).

Galería de fotos

Audi SQ7 TFSI

Audi SQ8 TFSI

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.