Los Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI ya están disponibles en España

Los Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI ya están disponibles en España

Los precios arrancan en 115.160 euros


Tiempo de lectura: 7 min.

Ya están a la venta los Audi SQ7 y Audi SQ8, dos de las versiones más potentes y rápidas de los enormes SUV alemanes y que están animados por motores TFSI V8 biturbo con 507 CV y 770 Nm de par. Una acción que Audi pone en marcha en respuesta a la tendencia de ofrecer versiones con motor gasolina entre los SUV más grandes y prestacionales, ya que ambos aparecieron por primera con motor TDI.

Audi es uno de los paladines de la tecnología diésel, apostando durante muchos, muchos años en sus motores TDI llevándolos incluso a competición y ganando las 24 Horas de Le Mans. Incluso después del escándalo que afectó a estos motores y que les salpicó de lleno, los motores diésel han sido una tecnología en la que Audi ha seguido y sigue confiando. De hecho, sorprendió a todos presentando sus famosas variantes “S” con motores diésel en el mercado europeo, acompañados de motores gasolina fuera de las fronteras del Viejo Continente.

Una oferta que en el segmento de los SUV grandes de altas prestaciones también se ha llevado a cabo en Europa, presentado hace poco los Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI, los cuales te puedes llevar casa a cambio de 115.160 euros en el caso del SQ7 y de 122.930 euros en el caso del SQ8.

audi sq7 (2)

V8 biturbo de aluminio y tracción total

Para estas nuevas versiones se recurre al motor V8 de aluminio, con 3.996 centímetros cúbicos y asistido por dos turbos. Es un motor muy avanzado y como una enorme cantidad de motores actuales, tienen tratamientos antifricción y por ello, las camisas están recubiertas con una capa especial de acero aplicada mediante inyección por plasma para reducir la fricción. También incorpora el sistema COD o “cylinder on demand”, que desactiva cuatro cilindros desconectando la in yección yel encendido y mantenimiento las válvulas de escape cerradas.

Los árboles de levas de admisión y de escape pueden ajustarse en un ángulo de cigüeñal de 50 grados, según condiciones de funcionamiento, permitiendo un control muy preciso del cruce de válvulas (conocido también como solapamiento de la apertura de las válvulas), que ayuda a que el intercambio de gases sea más eficiente y rápido.

Hay dos turbos de doble entrada, uno para cada bancada, capaces de soplar a 1,5 bares de presión. Están colocados en el centro de la V, que forma un ángulo de 90 grados y tiene la admisión por el lado exterior y, lógicamente, el escape por el lado interior. Se usa este tipo de diseño porque acorta el recorrido de los gases de escape permitiendo que las turbinas tengan pocas pérdidas de flujo. Mientras tanto, unos soportes activos filtran cualquier reacción y movimiento del motor para que no llegue al habitáculo generando unas oscilaciones con una onda a 180 grados en contrafase con las vibraciones del motor, eliminandolas casi por completo.

Audi afirma que el orden de encendido, que es 1-3-7-2-6-5-4-8, garantiza un sonido deportivo y rotundo, que se ve reforzado por unas mariposas en cada una de las salidas del escape que modulan la intensidad.

Con todo esto, el V8 biturbo de los Audi SQ7 y SQ8 rinde 507 CV y 770 Nm de par constante entre 2.000 y 4.000 rpm. Unas cifras que llegan al suelo a través del sistema de tracción quattro. Un diferencial mecánico se encarga de repartir el par 40:60 delante y detrás respectivamente, pudiendo llegar al 70 % al eje delantero y al 80 % al trasero si las condiciones así lo estiman. Hay un embrague de acoplamiento que permite circular “a vela” cuando se levanta el pedal del acelerador. También hay un diferencial deportivo que se equipa en el paquete de suspensión advanced.

audi sq8 (2)

Enormes mastodontes con tren de rodaje regulable y adaptativo

Ambos modelos son realmente grandes y realmente pesados, equiparlos con motores tan potentes requiere reforzar otros apartados para darles solvencia frente a las exigencias que les espera. Así, la suspensión de serie cuenta con el sistema adaptativo sport con control de amortiguación y dirección a las cuatro ruedas. En opción se puede optar al mencionado sistema advanced, que añade el sistema electromagnético de estabilización activa del balance.

Dicho sistema se basa en unas barras estabilizadoras divididas en dos partes, con un pequeño motor eléctrico entre ellas. Al conducir en línea recta las dos mitades se mantienen desacopladas y en modo sport, el motor eléctrico hace girar las mitades en direcciones opuestas para que actúen como un único elemento. La energía para los motores eléctricos proviene de un sistema de 48 voltios y puede suministrar 1,4 kW a cada pequeño motor eléctrico.

Las ruedas son igualmente enormes, formadas por unas llantas de 20 pulgadas en el caso del Audi SQ7 y de 21 pulgadas en el caso del Audi SQ8, calzadas con neumáticos en medidas 285/45. En opción hay unas descomunales llantas de 23 pulgadas con cubiertas de 295/35. Tras esas llantas, unos frenos igual de grandes, con discos delanteros de 400 milímetros y 350 milímetros detrás. Se puede equipar el opción los rotores carbocerámicos.

El centro de control de todos estos sistemas, a excepción de la dirección a las ruedas traseras, es el llamado ECP o plataforma electrónica de chasis. Igualmente se cuenta con un selector de modos con siete perfiles: confort, auto, dynamic, efficiency, allroad, offroad e individual.

Precio y equipamiento

Los precios de estos dos mastodontes de 507 CV no son para todos los bolsillos. El Audi SQ7 inicia sus tarifas en 115.160 euros, mientras que el Audi SQ8 hace lo propio en 122.930 euros. A cambio de semejante montante de dinero, se obtienen unos SUV realmente rápidos, pero también con acabados de primer nivel y un equipamiento donde no hay lagunas: tapicería de cuero y Alcántara con opción de seleccionar otras pieles como el cuero Valcona, inserciones decorativas en aluminio cepillado, carbono o madera, pedalier metálico…

En lo referente a la tecnología, la lista es larga pero podemos destacar la conectividad, imprescindible actualmente, con servicios Car-to-X, reproducción de música en streaming, imágenes satelitales de Google Earth para la navegación con información de flujo de tráfico por carril y predicciones sobre la evolución del mismo, Apple CarPLay, Android Auto, posibilidad de poner el automóvil en marcha desde el teléfono Android y aviso de determinados peligros en la calzada.

Los asistentes a la conducción sin igualmente numerosos, pero se puede destacar el nuevo asistente de maniobras, que a velocidades inferiores a 10 km/h puede evitar colisiones al maniobrar. El sistema detecta objetos que midan más de 20 centímetros alrededor del vehículo empleando los sensores de ultrasonidos y las cámaras de visión periférica (opcionales).

Galería de fotos

Audi SQ7 TFSI

Audi SQ8 TFSI

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!