900 vehículos de Mercedes-Benz en cuarentena por culpa de un caracol

900 vehículos de Mercedes-Benz en cuarentena por culpa de un caracol

Ha ocurrido en Australia, donde esa especie de caracol se considera especie invasora


Tiempo de lectura: 2 min.

En ocasiones, incluso la industria del automóvil se ve afectada por situaciones que pueden parecer mentira o incluso una broma, pero en realidad no lo son. Así se podría considerar lo ocurrido en Australia con 900 unidades de Mercedes-Benz, retenidas y en cuarentena por un caracol.

Se trata de una especie de caracol nunca antes detectada en Australia y el Departamento de Agricultura ha exigido, después de la detección de estos caracoles “exóticos” en cinco envíos separados de vehículos importados de Europa, la devolución de dichos lotes a su lugar de origen, Bélgica. Lotes, que actualmente se encuentra retenidos y en cuarentena estricta cerca de los puertos de Queensland, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia Occidental.

La especie, concretamente, es el caracol de Heath o Xerolenta obvia, considerado en Australia como “una especie invasora de importancia agrícola y ambiental” y por lo tanto, no debe pasar la frontera porque “podría ser mortal para flora y fauna local”. Es una especie de caracol que se extiende por el sudoeste de Europa, Canadá y Estados Unidos.

“Estamos trabajando en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura para resolver un problema de contaminación relacionado con varios modelos de vehículos. Mercedes-Benz está investigando la causa y gestionando el proceso en cooperación con las instituciones locales” – Comunicado de Mercedes-Benz Australia

Los vehículos afectados están siendo preparados para su regreso a Bélgica, dentro de contenedores, para que no contaminen los barcos. Todavía está por saber si los coches afectados volverán a Australia tras ser descontaminados o se enviará una nueva producción desde otras fábricas de Europa. De lo que no cabe duda, es sobre las demoras que tendrán que sufrir los clientes que estén esperando sus coches en Australia y de la factura que tendrá que hacer frente Mercedes-Benz para traer los coches de vuelta y enviar un nuevo lote.

Según informaciones del Ministerio de Agricultura de Australia, en los últimos cinco años se han incrementado las devoluciones de vehículos importados para prevenir plagas. Entre 2018 y 2019 se triplicaron estos casos respecto a años anteriores e incluye envíos desde China, Taiwán o Japón.

Australia es un país con una biodiversidad enorme, entre la cual, hay animales y plantas que sólo existen allí. Además, cuenta con un 8 % de superficie protegida, con zonas consideradas Patrimonio de la Humanidad, y para proteger esa biodiversidad casi única en el mundo cuenta con unas normas y unas leyes fronterizas extremadamente rigurosas y exigentes. No se pueden introducir en el país una larga lista de seres vivos, plantas e incluso víveres crudos por posibles problemas de plagas y catástrofes en la naturaleza de la isla.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.