Menu

40º Maserati Internacional Rally, de paseo por Escocia

Pocas cosas deben ser más espectaculares que 120 Maserati clásicos reunidos

40º Maserati Internacional Rally, de paseo por Escocia

Celebrado entre el viernes día 20 y el lunes día 23 de septiembre, decenas de fanáticos de Maserati procedentes de todo el mundo se reunieron en Escocia para la celebración del 40º Maserati International Rally, un evento que se lleva a cabo desde 1978 y que se celebra cada año en un país diferente.

De todos es sabido que Maserati no está en un buen momento, con una gama que necesita renovación completa y la negativa de Ferrari a seguir suministrando motores. El Levante no termina de generar los ingresos esperados y los límites de emisiones aprietan a una marca que ha anunciado una electrificación de al menos tres modelos, aunque la marca afirma que nunca será una electrificación total.

Maserati International Rally 2019 (4)

«Maserati es una marca que necesita motores de combustión. Necesita esa emoción cruda». – Al Gardner, jefe de Maserati en Norteamérica.

Sin embargo, esto no puede borrar el pasado repleto de victorias y éxitos que atesora el tridente. Maserati es una compañía con un largo historial en competición, ligada a nombres como Juan Manual Fangio o Sir Stirling Moss. Por ello, cuenta como buena fábrica italiana de decenas de miles de seguidores en todo el mundo, fanáticos de la marca capaces de recorrer medio mundo para disfrutar de sus máquinas.

Así ha sido el pasado fin de semana en Escocia. Ha sido el Maserati Club inglés, el más antiguo del mundo, fundado en 1972, el que ha organizado la reunión. Se decantaron por el icónico Gleneagles Hotel de Auchterarder, que aloja campos de golf de fama mundial, un centro de bienestar de lujo y el único restaurante con dos estrellas Michelin de toda Escocia.

Maserati International Rally 2019 (2)

Un total de 120 ejemplares con el tridente en el frontal, recorrieron la famosa carretera Rest and be Thankful, que divide Glen Kinglas de Glen Croe y que, en su punto más alto, a 245 metros sobre el nivel del mar, ofrece una de las vistas consideradas entre las más bonitas de Escocia. La subida se llevó a cabo con la colaboración del Caledonian Motor Club.

Los participantes procedían de 14 países diferentes, siendo 55 de ellos de Reino Unido y cinco de Australia. De los 120 vehículos presentes, se pueden destacar unidades del Maserati 3500 GT de 1957, un Spyder Vignale e incluso un Maserati Sebring. Igualmente, hubo modelos más actuales, como algún Levante y Gran Turismo.

El Trofeo Peter Martin, adjudicado al ganador de la concentración, ha sido para Armin y Beatriz Streuli, con un Maserati Coupé, mientras que el ganador del Concours d’Elegance ha sido un Maserati Mistral Coupé, de Onno Hesselink.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.