El Volvo XC40 también tendrá un motor gasolina de tres cilindros

El Volvo XC40 también tendrá un motor gasolina de tres cilindros

Primer tricilíndrico de la marca, como motor de acceso


Tiempo de lectura: 2 min.

Volvo está siguiendo la misma estrategia que BMW para racionalizar su gama de motorizaciones: un diseño modular y a partir de ahí sacar motores de distintos tamaños variando el número de cilindros. Al 2.0 le han amputado un cilindro y resulta un 1.5 de tres cilindros que se empleará por primera vez en el Volvo XC40, el crossover estrenado en otoño.

De sus oponentes directos, los BMW X1 y X2 ya incorporan motorizaciones de acceso de gasolina cortadas por ese patrón: un cilindro fuera. El Audi Q3 tiene como motor de acceso un 1.4 TSI, pero no sorprendería mucho que su sucesor tuviese una versión más apretada del 1.0 TSI que ya está disponible en el Q2. Mercedes-Benz todavía no se ha metido en el cenagal de los tres cilindros, ni el resto de competidores Premium de esta categoría.

No se trata de una simple cuestión numérica, sino de que se supone que el cliente se comprará un coche Premium, y lo que hará es comprarse un coche Premium con un motor que ha sufrido amputación para que Volvo se ahorre costes -de hecho, se producirá en el mismo sitio que los de cuatro cilindros-. No creo que haya una diferencia salvaje de consumo respecto al 1.5 Turbo de cuatro cilindros (T2) que hay en gamas como la V40.

Motor Drive-E 3 cilindros

Del nuevo motor Drive-E sabemos que tendrá inyección directa de gasolina -ya no es una novedad a estas alturas- y que está pensado para acoplarse a futuras soluciones híbridas, dado que ocupa menos espacio en el vano motor en sentido transversal. Se podrá asociar a una caja de cambios de seis velocidades, más adelante llegará una automática de ocho velocidades.

Además de esta motorización, se añaden a la gama los T4 de gasolina (190 CV) y D3 en diésel (150 CV), aparte de los motores disponibles desde el lanzamiento, D4 diésel (190 CV) y T5 gasolina (247 CV). Ahora mismo el XC40 D4 cuesta 42.220 euros, las nuevas versiones acercarán el precio mucho más a los 30.000 euros.

La gama también se completa en su gama superior con el acabado Inscription, más lujoso, que puede optar a llantas de hasta 20 pulgadas (máximo 21″ en el XC40), molduras interiores y exteriores más chulas o un poco del cambio de nuevo diseño con cristal. Volvo no hace otra cosa que dar a la clientela lo que quiere, aparentar más por fuera, y preocuparse menos por lo de dentro del capó.

Volvo XC40 T5 AWD Inscription

Alexander Petrofski, director superior de la serie 40, alega que están ampliando las posibilidades de rendimiento y diseño para sus clientes. Bienvenida sea esa ampliación, aunque habrá que ver a qué precio sale el XC40 con tres cilindros -no está definido-, y más interesante aún, cuál sería su precio con un motor “entero” que no vibre por la ausencia natural de piezas.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.