Buemi, Nakajima y Alonso vencen en las 6 horas de Spa

Buemi, Nakajima y Alonso vencen en las 6 horas de Spa

El equipo Toyota hizo doblete


Tiempo de lectura: 7 min.

Acaban de terminar las 6 horas de Spa y tenemos una buena noticia para los seguidores de Fernando Alonso: el asturiano ha cruzado la meta en primera posición, siendo el último relevo del coche número 8, venciendo la prueba en LMP1 junto a sus compañeros Sébastian Buemi y Kazuki Nakajima. De esta manera el español vence de nuevo, tras cinco años de sequía de trofeos.

Este año había mucha expectación, debido a la incorporación al WEC del bicampeón de Fórmula 1 Fernando Alonso. También podíamos ver a otros pilotos que compiten regularmente en Fórmula E, como Sébastian Buemi, Jean Eric Vergne o Sam Bird.

La clasificación resultó accidentada, cuando Pietro Fittipaldi con su DragonSpeed se salía al finalizar la bajada de Eau Rouge -justo cuando los coches pueden tocar con el fondo debido al cambio de pendiente- y chocaba contra las protecciones de frente a una tremenda velocidad. El piloto, nieto del famoso Emerson Fittipaldi, se fracturó ambas piernas en el impacto, siendo trasladado inmediatamente al hospital, donde ya se recupera de las heridas. Gracias a la seguridad existente en las competiciones actuales, el accidente no ha tenido graves consecuencias para el piloto, cosa que en otros tiempos habría acabado en tragedia. Esperamos verle pronto compitiendo de nuevo.

WEC SPA 1 La carrera comenzaba en un día muy soleado, con la inesperada pole del coche número 8 de Toyota, tras la penalización que sufrió el coche número 7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López debido a la “declaración incorrecta del medidor de flujo de combustible”, según dijeron los comisarios.

Tras la salida lanzada, el Toyota número 8 tomaba el liderato, y al poco tiempo ya teníamos la salida del primer safety car, tras la salida del Porsche número 86. Así terminaba la primera vuelta, y el Toyota número 7 salía desde boxes con una vuelta perdida, debido a la penalización que le dejó sin la pole.

Pasaba el tiempo, y los dos Ford GT rodaban juntos en la vuelta 27, cuando abordaban Eau Rouge. De repente, el Ford número 67, que iba detrás del 66, perdía el control justo en el cambio de pendiente, y se estrellaba en el mismo lugar donde Fittipaldi había sufrido el accidente en clasificación. Por suerte, el piloto se bajó del coche sin consecuencias.

Otra vez hacía su aparición el safety car, reagrupando a todos, y el coche número 7 de Toyota aprovechaba esta circunstancia para recuperar la vuelta perdida, y colocarse justo detrás del otro Toyota. Esta imagen hacía presagiar una lucha entre ambos TS050 HYBRID.

Las horas iban pasando, y tocaba entrar en boxes. Entraban ambos Ferrari -compitiendo en GTE Pro- y al número 51 le daban la señal de salida antes de apretar correctamente las tuercas de sus ruedas, por lo que a los pocos metros se soltaba la delantera izquierda, partiendo la suspensión. La reparación llevó bastante tiempo, perdiendo ya muchas vueltas con la cabeza, y tirando por la borda cualquier opción de podio.

Ya entrando en las últimas horas de carrera, el LMP1 de SMP Racing número 17, con Matevos Isaakyan a los mandos, se salía estrellando el monoplaza contra las protecciones, provocando la salida nuevamente de otro safety car. Afortunadamente no hubo consecuencias para el piloto ruso, pero los coches de cabeza se volvieron a comprimir.

WEC SPA 3 Gracias a esto, tuvimos una última hora emocionante, con Mike Conway y su Toyota TS050 HYBRID número 7 pisando los talones al número 8 de Fernando Alonso, que tenía en sus manos el último relevo. Fue recortando distancias, hasta que se colocó a unas dos décimas del español. Todo parecía indicar que el piloto inglés tenía más ritmo que el español y que en pocas vueltas podría pasarle. En ese momento había un grupo de doblados justo delante de Fernando, que molestó bastante, y que pudo costar la carrera al piloto asturiano, al intentar adelantar a uno de los Aston Martin en la chicane. Por fortuna no se tocaron, porque Alonso levantó el pie. De no ser así, la carrera podría haberse tornado dramática.

Justo en ese momento, Conway entraba en boxes, mientras Alonso se mantenía en pista. Estaba claro que las paradas y cambios de neumáticos eran diferentes, debido a que el coche número 7 comenzaba la carrera con vuelta perdida. Aún así, parecía que podrían tener la victoria a su alcance. Unas vueltas más tarde, entraba Fernando a box, aunque parece que solo para respostar. Decimos “parece” porque la realización de la carrera no mostró su parada ni en qué posición salía el español respecto al británico. Finalmente el Toyota de Fernando tenía una cómoda ventaja de más de 7 segundos sobre Conway, haciendo pensar que el número 7 sí cambió neumáticos -tampoco la realización mostró esta parada-.

Comenzaron una lucha sin cuartel, yendo al límite y dando vueltas en menos de dos minutos, pisando todos los pianos del circuito, saliendo muy largos de Eau Rouge, donde Conway parece que tenía un poco más de velocidad que Fernando, y que podría pasarle en pocas vueltas. En ese momento, un mensaje de radio para ambos fue demoledor: tomadlo con calma y no piséis los pianos. Dicho y hecho. Conway dejaba de presionar a Alonso, y ambos ya rodaban en tiempos de más de dos minutos. Las órdenes de equipo favorecían al español, en lo que parecía un acuerdo previo.

¿Qué ocurrió? Por un lado, tiene su lógica que pudiendo hacer doblete, el equipo Toyota decidiera de antemano que se podía combatir cuerpo a cuerpo hasta la última parada de boxes, y a partir de ahí, mantener las posiciones. Por otro lado, también se podría pensar que alguien decidió que la victoria de Fernando Alonso podría ser más mediática y reportar mayor beneficio publicitario a Toyota. Me temo que nunca lo sabremos.

En GTE Pro la lucha del Ferrari 71 de Davide Rigon con el Porsche 91 de Richard Lietz en las últimas vueltas fue muy bonita, dejando un combate de tú a tú. El Ferrari parecía girar más rápido, pero el Porsche cerraba muy bien todas las puertas. Finalmente, en la chicane de entrada a meta, Davide Rigon se lo jugaba todo a una carta y metía su coche por el interior, tocando al Porsche y llevándolo fuera de los límites de la pista. Aún habiendo contacto, fue una lucha muy limpia por parte de ambos, y uno de esos adelantamientos que crean afición.

Otra lucha que dejó bonitas imágenes fue la de los dos Aston Martin en la categoría de GTE AM, el 98 de Aston Martin Racing contra el 90 de TF Sport.

Finalizaban las seis horas de carrera, y el Toyota TS050 HYBRID número 8 con Fernando Alonso a los mandos, cruzaba la línea de meta en primera posición, escribiendo otro capítulo en la historia del automovilismo. En segunda posición cruzaba Mike Conway, con el Toyota número 7, seguido del número 1 de Rebellion Racing.

En LMP2, la primera posición era para el coche número 26 de G-Drive Racing, con Rusinov, Vergne y Pizzitola, seguido del número 38 de Jackie Chan DC Racing, y en tercer lugar el número 36 del equipo Signatech Alpine Matmut.

En la categoría LM GTE Pro el Ford GT número 66 del equipo Ford Chip Ganassi se alzaba con la victoria, pilotado por Mücke, Pla y Johnson, seguido del Porsche 911 RSR número 92 y en tercera plaza el Ferrari 458 del equipo AF Corse.

Finalmente en la categoría LM GTE AM, el vencedor fue el Aston Martin número 98, pilotado por Dalla Lana, Lamy y Lauda, seguido de otro Aston número 90 del equipo TF Sport, y en tercer lugar el Ferrari 458 número 61 del equipo Clearwater Racing.

Si queréis ver más detalles de la clasificación, podéis seguir el siguiente enlace a la página del WEC.

Una carrera emocionante, con una victoria histórica para Toyota y Fernando Alonso, que es el preludio de la gran cita del campeonato de resistencia: las 24 horas de Le Mans que se disputarán el 16 y 17 de Junio. Veremos qué ocurre en unas semanas.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.