Coche del día: Peugeot 206

Coche del día: Peugeot 206

El reemplazo del 205 no tardó en convertirse en un auténtico best seller


Tiempo de lectura: 2 min.

El Peugeot 206 se desarrolló con un objetivo especialmente complicado: ocupar el lugar vacío que dejaba el Peugeot 205 cuando dejara de producirse, algo que se tornaba necesario a finales de los 90, pues el best seller francés ya notaba mucho el paso del tiempo y los rivales lo habían superado ampliamente. El 205 seguía manteniendo su imagen fuerte frente a muchos a usuarios, pero no podía seguir así. El Peugeot 206 debía reducir drásticamente el espacio que habían abierto los rivales, y además, repetir el mismo éxito de ventas.

Finalmente, las ventas superaron las logradas con el 205 y el espacio con los rivales se redujo totalmente. Peugeot logró, nuevamente, mejorarse a sí misma y superar las expectativas ampliamente, gracias a un coche que dio con la clave que lleva hacia las primeras posiciones en las listas de ventas. El Peugeot 206 fue un best seller, un coche que, a pesar de sus defectos –que los tenía–, ofrecía un conjunto que gustaba a la gente y gustaba mucho. La producción mundial del Peugeot 206 rozó los ocho millones de unidades, exactamente fueron 7.962.741 ejemplares –se incluye también el Peugeot 206+, aparecido en 2009 y que era un 206 con el frontal del 207 y un salpicadero muy similar al 207–.

El Peugeot 206 se dio a conocer en 1998, aunque el trabajo de desarrollo había comenzado en 1993. Durante el proceso de desarrollo, se contó con la colaboración de Pininfarina e Iraldesign, quienes presentaron sendas propuestas que no fueron aceptadas, pues no representaban lo que buscaba la marca. Ese coche que buscaba Peugeot apareció el 24 de marzo de 1994, diseñado por el centro de estilo de la marca –dirigido por el turco Murat Gunak, quien también dio forma al Mercedes Clase C– y la primera maqueta fue creada mediante diseño asistido por ordenador, lo que permitió gestar el vehículo en 196, un récord para la marca –son cerca de cuatro años, y fue el período más corto de Peugeot hasta ese momento, empleado para desarrollar un nuevo modelo–. Y no podemos pasar por alto los cuatro millones de kilómetros que se recorrieron con diferentes prototipos de pruebas.

La primera aproximación al Peugeot 206 fue en el salón de Ginebra de 1998, cuando se mostró al público el Peugeot 20-corazón concept, un prototipo que acabó en producción como el Peugeot 206 CC. Su presencia en el salón no fue más que un adelanto, un tanteo, por así decirlo, ya que el coche, cuando se mostró el concept car, ya estaba definido en su totalidad.

peugeot 206 (3)

Estuvo disponible con carrocería de tres y cinco puertas, el coupé-cabrio y un pseudo familiar. Contó con versiones muy deportivas, otras de puro postureo para homologar la versión de competición –el 206 GT, un GTi con paragolpes más voluminosos– y se convirtió en Campeón del Mundo de Rallies entre 2000 y 2002 –ambos inclusive–.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sergio
Invitado
Sergio

Del 206 se superaron los 8 millones y medio de unidades , y contando las unidades fabricadas en Irán, más de 10 millones, superando al Renault 4 como el modelo francés de una generación más exitoso de todos, los tiempos


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.