Coche del día: AC 378 Zagato

Coche del día: AC 378 Zagato

Con una historia financiera de vértigo, este modelo llegó en un momento delicado para la centenaria empresa británica


Tiempo de lectura: 4 min.

Hoy en día, ver la marca AC delante del nombre de algún modelo actual resulta sorprendente. Sin embargo, tras 120 años de historia el fabricante inglés se mantiene en el alambre con una historia que va mucho más allá de aquel éxito indiscutible que fuera su AC Cobra ideado por Carroll Shelby. Quien posibilitó con su idea de hibridar un ligero chasis británico y un potente V8 americano no echar el cierre de AC tal y como sus contables predecían. Por todo ello, resulta curioso que la historia del AC 378 Zagato de 2.012 tenga puntos en común con aquel pasado.

El primero es la dificultad financiera que atravesaba AC en aquel momento. Una travesía del desierto que siempre ha sido la tónica en el fabricante inglés, aunque se agravó en 1.996 con la suspensión de pagos tras el agujero contable realizado por el desarrollo de un nuevo modelo. A partir de ahí, seguir fue difícil pero posible gracias al pacto con Carroll Shelby International para la producción de varios Shelby AC/Cobra. Cobrados a precio de oro a los coleccionistas que ambicionaban esta suerte de réplica actual.

No obstante, en 2005, AC se trasladó a Malta con el objetivo de reducir costes. Un desmán que pagaron con la inoperatividad de la nueva fábrica, incapaz de asumir los niveles de calidad esperados al trabajar con fibra de carbono. Así las cosas, la historia de AC se va asemejando cada vez más a la de un soltero desnortado saltando de pareja en pareja. Sucediéndose los dramas y desilusiones en una especie de huida sin sentido, sólo sobreviviendo gracias a constantes mejoras del AC Cobra anunciadas en los medios en base a un prestigio labrado hace muchas décadas. Salto a salto hasta llegar al Salón de Ginebra del 2012 y la presentación del AC 378 Zagato.

ac 378 zagato (3)

La historia financiera de AC siempre ha sido como una aventura no apta para cardiacos, con no pocas veces al borde de la quiebra saltando de socio en socio

AC 378 Zagato, cuerpo italiano para mecánica americana

Después de entender el difícil contexto financiero de AC, el segundo punto en común que el AC 378 tiene con lo que vivió la compañía durante los años sesenta tiene que ver con la casualidad. La casualidad de encontrarse con un socio que, como Carroll Shelby en la época, necesitaba del apoyo de un fabricante para lograr sus objetivos. En el caso de Shelby esto tenía que ver con la provisión de chasis – los motores vendrían de Ford -, pero en el caso de Perana más bien tuvo que ver el marketing.

Pero, ¿qué es Perana? Realmente muy pocas personas lo saben. Porque este pequeño fabricante sudafricano apareció como si fuera una de esas aventuras del automovilismo español anunciando desde la nada la fabricación de un superdeportivo. Algo que da a la desconfianza, pues normalmente estas iniciativas suelen desinflarse tan rápido como se presentaron. En el caso de esta sudafricana lo cierto es que habían apuntado alto, ya que el diseño de su primer modelo se lo habían encargado ni más ni menos que a Zagato. Carrocero que utilizó la base del Corvette C6 para idear el proyecto, ya que, además, este pequeño fabricante deseaba incorporar la mecánica de ese mismo modelo.

Y lo hizo. De esta forma, el AC 378 Zagato es una especie de Corvette revestido y ajustado manteniendo la mecánica V8 de 6,2 litros y 484 CV. Todo ello para superar los 297 km/h con un cero a cien en algo menos de cuatro de segundos. Prestaciones nada desdeñables, especialmente si tenemos en cuenta que el diseño de Zagato deja el conjunto en 1.465 kilos con una altura al suelo de 1,2 metros, asegurando así un excelente centro de gravedad que además se acompasa a un reparto de pesos al 50 % entre ambos ejes. Un trabajo excepcional el del carrocero de Milán, habiéndose inspirado – o por lo menos así nos parece – en las formas GT con zaga cortada del Shelby Daytona.

ac 378 zagato (2)

Con motor V8 procedente del Corvette C6, este modelo se presenta como un tributo a los mejores GT de los años sesenta

No obstante, llegados a este punto lo normal sería explicar cómo se unieron AC y Perana. Pues por la necesidad de esta última de dar a conocer el modelo, sabedora de que al firmarlo con su nombre lograría muy poca repercusión, mientras que bautizándolo con las históricas siglas de la firma inglesa la situación cambiaría sustancialmente. De esta forma, Perana ofreció a AC unirse en el 2012 con el desarrollo del modelo casi acabado, naciendo el AC 378 Zagato. Un deportivo que bebe de la mejor tradición de los GT de los sesenta, asegurando sensaciones fuertes que esperemos se ciñan sólo a los conductores. Y es que, por de pronto, el contable de AC bien merecería un descanso.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.