Menu

¿Tienes un coche con sistema «keyless»? Cuidado, pueden robarlo fácilmente

Esto le ha pasado al propietario de un Tesla Model S en Reino Unido

Featured Video Play Icon

Como decía la famosa zarzuela, «Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad» –«La verbena de la Paloma» (1894)-. Y es que la tecnología nos trae muchas comodidades, lo que conlleva métodos más avanzados para los amigos de lo ajeno. Es lo que podemos ver en el vídeo: dos tipos se llevan un Tesla Model S en 25 segundos, pero, ¿cómo lo hacen? ¿No se trata acaso de uno de los coches más seguros que existen en ese sentido?

El sistema «passive keyless entry»

Este sistema, de cada vez mayor implantación en coches y motos, es tal vez una de las mayores comodidades que pueda tener su conductor. Con tan solo llevar la llave en el bolsillo, podemos abrir la puerta, el maletero y arrancar el coche con la pulsación de un botón. Después tan solo queda conducir, algo que resulta tremendamente cómodo.

Su funcionamiento es relativamente sencillo. Simplificando, cada llave tiene un código binario grabado de fábrica, un conjunto de «1» y «0» que, combinados, determinan un número único en el conjunto de los coches vendidos. El coche dispone de un emisor/receptor y una antena que, cada cierto tiempo, envía un pequeño mensaje de interrogación para ver si alguna llave responde.

Keyless Entry Hella

Sistema «keyless» de Hella

En la realidad, este código es variable con el tiempo y pseudoaleatorio, pero para entender como funciona de manera simplificada esto es irrelevante

En caso de encontrarnos dentro del radio de acción, típicamente un par de metros, la llave que llevamos en el bolsillo responderá con su código grabado y el receptor del coche lo comparará con el código que también está grabado de fábrica en el vehículo. Si coinciden, el vehículo abrirá las puertas y nos permitirá arrancar el motor y conducir.

Una vez terminado este protocolo y arrancado el coche, el emisor del vehículo no volverá a preguntar el código a la llave: puedes tirarla por la ventanilla, que el coche seguirá funcionando. Menciono esto porque es importante para entender por qué es tan sencillo robar la mayoría de vehículos con entrada y arranque sin llave.

Ataque con repetidorEl ataque con repetidor

El modo de llevarse el Tesla Model S que vemos en el vídeo es lo que se denomina relay attack o ataque con repetidor. Se basa en dos equipos que son emisores/receptores. Uno de los ladrones sitúa uno de los equipos cerca del vehículo que quiere sustraer, al que llamaremos dispositivo 1, y el otro se sitúa cerca de donde está la llave -o cree que está-, al que llamaremos dispositivo 2.

El vehículo emitirá su «pregunta», el dispositivo 1 captará y la enviará al dispositivo 2, que a su vez, la amplificará y la enviará a la llave. Si tiene éxito, la llave devolverá el código binario al dispositivo 2, que a su vez se lo enviará al dispositivo 1 y de ahí, al vehículo. De este modo, en los sistemas más sencillos de entrada sin llave como el del Tesla, el coche pensará que el usuario está cerca y quiere entrar, de manera que se abrirá. Arrancar es igual de sencillo, por lo que en menos de 30 segundos los cacos se pueden haber llevado el coche.

Estos dispositivos son unos simples repetidores que trabajan en frecuencias de banda libre (433,92 MHz en Europa, 315 MHz en EEUU y Japón en el caso de los controles remotos, y 20 kHz, 125 kHz o 134 kHz en el caso de la entrada y arranque sin llave o RFID). No hacen más que recibir señales, amplificarlas y retransmitirlas, por lo que es muy sencillo y barato construirlos. Además, los componentes para esas frecuencias se pueden encontrar fácilmente en cualquier tienda de electrónica.

Existen otros dispositivos más avanzados que decodifican la señal binaria. De esta manera, la pueden amplificar mucho mejor, y los cacos pueden estar separados a mayor distancia.

ADAC Relay attack

El estudio del ADAC

El ADAC –Allgemeiner Deutsche Automobil Club o Club General de Automóviles Alemanes- está realizando un estudio con multitud de modelos y fabricantes que emplean el sistema de entrada y arranque sin llave, para saber cómo de seguro es este sistema.

En la actualidad, en su estudio han probado 300 coches y cuatro motos. De los 300 coches, en 287 se puede entrar y arrancar el coche con suma facilidad empleando el ataque con repetidor. De los 13 restantes, en tres no se puede entrar, pero sí arrancar; en uno se puede entrar, pero no arrancar; en cinco de ellos la llave tiene un sensor de movimiento, de manera que si la llave no se mueve, deja de responder en 2 minutos como medida de seguridad, por lo que a partir de entonces ni se puede entrar ni arrancar; y los cuatro restantes emplean el sistema UWBUltra Wide Band– siendo el sistema más seguro que existe a día de hoy, pues no se puede entrar ni arrancar.

La tecnología UWB emite pulsos de duración muy corta en el tiempo, ocupando un gran ancho de banda en frecuencia. Esto nos da la posibilidad de medir el tiempo que tarda la señal en su viaje de ida y vuelta, por lo que conocemos con una precisión de pocos centímetros a qué distancia está la llave. De este modo, el ataque con repetidor es completamente inútil, pues el receptor del coche, aunque reciba una señal correcta, sabrá que la llave está lejos, por lo que no abrirá ni arrancará.

En cuanto a motos, las cuatro probadas se han podido abrir y arrancar sin problemas

En este sentido, según el estudio de ADAC, de los 300 vehículos analizados, los más seguros en cuanto a sistema de apertura y arranque sin llave y que equipan el sistema UWB, son el Land Rover Discovery, los Range Rover, Jaguar E-Pace y Jaguar i-Pace.

En segundo lugar, en cuanto a seguridad antirrobo del sistema keyless, podríamos colocar a los que equipan llave con sensor de movimiento, que son el BMW M5, BMW 520d Touring, BMW X4 xDrive 30i, BMW X5 30d y BMW Z4 M40i. Si queréis ver el resultado por marca, lo podéis ver en el enlace al estudio de mas arriba.

Caja de Faraday

Conclusiones y recomendaciones

El estudio de ADAC no abarca todos los modelos y marcas, pero sí representa una buena muestra del mercado en general. La principal conclusión que tenemos al ver los resultados es que la mayoría de los sistemas de apertura y arranque sin llave son inseguros frente a este tipo de ataques. Las marcas deberían tomar medidas inmediatas para equipar en sus vehículos nuevos sistemas keyless que empleen UWB, que en la actualidad es el que mayor seguridad proporciona, como ya hace Jaguar Land Rover.

Si tenéis un coche con sistema de entrada y arranque sin llave, lo mejor que podéis hacer al llegar a casa es guardar la llave en una caja de Faraday, esto es, una caja metálica completamente cerrada. En algunas tiendas de la web venden soluciones específicas para las llaves de coche, una buena idea sobre todo si vives en una casa a pie de calle y aparcas el coche cerca. Una posible solución para no gastar dinero puede ser guardar la llave en el frigorífico, pero ojo con la humedad, que estropea los circuitos electrónicos.

Otra posible solución es el sistema de activación con movimiento. Se puede instalar en cualquier llave, pues simplemente bloquea la pila si no hay movimiento y se acopla a ella como un clip. Podéis verlo aquí. Así que ya sabes, si tienes un coche con sistema keyless, cuidado con dejar las llaves desprotegidas cerca del coche.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.