Una de cada cuatro gasolineras portuguesas tiene problemas para servir combustible

Una de cada cuatro gasolineras portuguesas tiene problemas para servir combustible

Mad Max, edição portuguesa


Tiempo de lectura: 5 min.

El lunes empezó una huelga de conductores de vehículos de transporte de mercancías peligrosas en el país vecino. Este paro es un “bis” del que ya hubo en abril por reivindicar sus mejoras salariales, esta vez para pedir que se cumpla lo pactado en mayo. Este paro está poniendo en jaque a Portugal en materia energética, sus gasolineras se están secando.

De acuerdo a los datos ofrecidos por la web Já Não Dá Para Abastecer, de las 3.020 gasolineras del país de las que tienen información, 379 (el 12,5 %) no puede servir algún combustible, y 390 (el 12,9 %) se ha quedado completamente seca. Como puede apreciarse en la imagen superior, la escasez se da en la costa oeste y en las zonas con mayor afluencia de turistas. Otras fuentes elevan la escasez total o parcial a más del 30 %, dependiendo del día.

El gasóleo ha sido el primero en terminarse, por razones obvias. De acuerdo a la misma fuente, 680 gasolineras no sirven este combustible, frente a las 478 que no sirven gasolina y las 63 (de un total de 405) que no suministran GLP. Los datos vienen de reportes anónimos de usuarios a la web.

En la huelga de abril, en pocos días más de 2.700 del total de 3.068 gasolineras se quedaron sin gasolina, sin gasóleo, o sin ambos

Las gasolineras españolas fronterizas con Portugal, habituadas a tener clientela lusa por eso de que están más fritos a impuestos que los españoles, han visto un aumento de su actividad. El Español relata la historia de una gasolinera ovetense donde se está trabajando 16 horas al día sin parar. En Alcañices (Zamora) la gasolina de 95 octanos se terminó ayer, cuenta elDiario.es. Basta con que se anuncie una huelga para que cunda el pánico y se ponga la gente a llenar depósitos.

A la huelga no le debe quedar mucho, porque ya hay un principio de acuerdo entre la patronal, Asociación Nacional de Transportadores Públicos de Carretera de Mercancías (ANTRAM), y uno de los sindicatos convocantes, Sindicato Independiente de Conductores de Mercancías (SIMM), con el 2 % de transportistas representados. Está, además, el Sindicato Nacional de Transportistas de Materiales Peligrosos (SNMPP).

El Gobierno de Portugal decretó unos servicios mínimos del 100 % para sectores estratégicos, 75 % para servicios de emergencia y 50 % para particulares, que llevaron a un racionamiento de combustible a 15 litros por cabeza al día. Aunque los transportistas tienen que cumplir los servicios mínimos por decreto, pese a las amenazas de prisión, no se están cumpliendo. El jaque al poder es evidente. Han tenido que venir camiones cisterna españoles a echar un cable.

Hasta el 21 de agosto Portugal está en situación de emergencia energética

Esta huelga sirve de recordatorio, una vez más, de la fragilidad del sistema de suministro de combustibles que tenemos en el modelo actual, en el que dependemos de un flujo constante de petróleo a las refinerías, de estas a los centros logísticos, y de estos a las gasolineras a través de camiones. Un sindicato de camioneros puede poner, si se pone muy farruco, a un país entero de rodillas.

Eso sería imposible en un modelo de movilidad eléctrica, en el que los usuarios pueden recargar -idealmente- en su domicilio o plaza de garaje, y los puntos de carga no requieren ningún personal. Obviamente, las máquinas no se pueden poner en huelga, y si los de mantenimiento se cruzan de brazos los efectos no serían tan inmediatos como los de gasolineras que se van quedando sin combustible.

Además, tampoco resulta fácil para nadie hacer acopio de combustible para que le resbale esto de la huelga. De hecho, las autoridades lusas han hecho controles en las carreteras que vienen desde España para asegurarse que el personal no viene con garrafas llenas desde nuestras gasolineras, entiendo que por motivos de seguridad (aunque para eso están las garrafas homologadas).

Hyundai Kona Enchufado

Hyundai Kona eléctrico

Esto es algo que tiene que hacer reflexionar a los escépticos de la electromovilidad. Si a un tercer país se le cruzan los cables, hay un problema con barcos, camiones, refinerías, gasolineras… el sistema puede colapsar en cuestión de días. Además, en España, eso de quedarnos sin gasolina sería mucho más catastrófico, porque solo en el norte/noreste y en las provincias limítrofes con Portugal tiene algo de sentido eso de cruzar la frontera para esquivar el problema.

No tendríamos esos problemas con coches eléctricos y puntos de recarga en los que no intervienen decisiones humanas

Están previstas reservas para hacer frente a la escasez, obviamente, pero de poco sirven si el combustible no puede trasladarse por arte de magia a las gasolineras. En cuanto a los vecinos portugueses, la patronal ANTRAM tendrá que hacer cuentas, a ver si les ha cundido estar cuatro meses sin cumplir con los acuerdos de mayo a cambio de todo el dinero que van a perder estos días. Pero, como siempre, los mayores afectados son los ciudadanos de a pie.

Si te acabas de enterar de esta movida, recuerda, si vas a Portugal, mejor hazlo con el depósito completamente lleno, y procura que te dure.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Tanausú Falcon Pérez
Invitado
Tanausú Falcon Pérez

Creo que los primeros afectados no son los usuarios, sino los profesionales del transporte. Por eso la huelga. Y que ni siquiera se cumplan los acuerdos anteriores ya da que pensar. Que camiones españoles abastezcan me parece muy triste. Parece que somos muy de respetar a los que mejor están. Profesores, controladores, médicos etc. Pero a los profesionales que viven las peores condiciones no les dejamos defenderse… La situación en el transporte en Europa en general, y en los países más pobres en general soportan una situación totalmente insostenible, donde cuatro grandes proveedores se llevan todo el pastel limpio, y… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.