Guía para comprar un coche de segunda mano

Guía para comprar un coche de segunda mano

Te damos algunos consejos que te serán útiles


Tiempo de lectura: 6 min.

Todos nos hemos enfrentado a la compra de un coche en algún momento, todos los que tenemos carnet de conducir y queremos o necesitamos tener un vehículo para nuestra movilidad, obviamente. Y aunque pueda parecer sencillo, en realidad, comprar un automóvil no es tan fácil. No vale con acercarse al concesionario de turno y listo, la oferta en el mercado de los coches es enorme, pero también son grandes las diferencias, las prestaciones, las necesidades de cada persona y, por supuesto, los precios. Comprar un coche no es como comprar un teléfono móvil y no porque comprar un teléfono sea baladí, sino porque tiene otras cosas implícitas.

Pensemos detenidamente. ¿Qué tiene de especial un coche? Quizá no te hayas parado a analizarlo, pero un coche es una máquina compleja que puede ser una bendición, o la peor decisión del mundo. Por eso, no es raro encontrar guías para comprar un coche por primera vez, guías para conocer los coches que podrían ser interesantes según las necesidades o bien, guías para saber elegir un buen coche. Una serie de consejos que por lo general, suelen ser muy útiles para aquellos que no saben muy bien cómo enfrentarse a la compra de un coche. Sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de una máquina especialmente cara.

Así, por tanto, ¿qué debo tener en cuenta a la hora de comprar un coche? ¿Me lo compro de segunda mano? ¿Mejor un coche a estrenar? ¿Un kilómetro cero tal vez? Cada opción nos dará acceso a una serie de ofertas y modelos que, sin lugar a dudas, hará que la elección nos lleve más tiempo del que habíamos pensado en un primer momento. No obstante, la elección la decidirá nuestro presupuesto y también, nuestros gustos personales. Sin embargo, es mejor que no te dejes llevar en excesos por tus gustos personales, no siempre es una decisión acertada y quizá, el presupuesto inicial se quede corto.

coches segunda mano

Coches de segunda mano, una buena opción aunque tengas un presupuesto elevado

Una de las mejores opciones es el mercado de los coches de segunda mano. Se trata de un mercado donde las posibilidades son enormes, mucho más que en el mercado de los coches nuevos. Además, por precios, los coches de segunda mano suelen ser más interesantes pues por el mismo dinero, las opciones son muchas, muchísimas, dando la oportunidad también de acceder a un mejor coche que, de otra forma, no sería posible. Pero el mercado de segunda mano tiene un pequeño problema y es la duda entre comprar a un particular o recurrir a una empresa de compra-venta. Dos opciones que pueden tener interés, aunque conviene estudiar la situación.

Lo más interesante es acudir a un concesionario especializado, pues como empresa, ofrece mayor tranquilidad que la compra de un coche usado a cualquier particular. Las empresas cuenta con profesionales que peritan cada coche que les llega evitando aquellos que tienen vicios ocultos. Además, también suelen contar con un taller propio, por el que pasan los coches que tienen a la venta para revisarlos y que se encuentren en perfecto estado. Y no podemos olvidar la garantía, algo que no encontraremos en la compra de un coche de segunda mano a un particular. Y por si fuera poco, también tendremos la posibilidad de financiar, de pagar a plazos como en la compra de un coche a estrenar, sin tener que recurrir a un préstamo bancario. Los concesionarios compra-venta tienen sus propios acuerdos con financieras e incluso sus propias financieras, pudiendo cerrar el contrato con la tienda sin tener que recurrir a terceros.

Por otro lado, en lo que respecta a los coches, un compra-venta suele suponer menos riesgo a encontrarse averías y fallos ocultos. De todas formas, no está de más mirar ciertas cosas. Por ejemplo, es importante comprobar que los kilómetros que indica el odómetro concuerda con el estado del coche. ¿Cómo miramos esto? Pues por el estado de los asientos, el desgaste del volante o los pedales… hay cosas que deberían hacer saltar las alarmas, como un volante con el tapizado muy nuevo, que sería síntoma de haberlo retapizado (preguntar en esos casos, por si acaso) o el de los pedales, pues es muy fácil cambiar la funda de goma y ocultar el desgaste. En cuanto a los asientos, es más complicado ocultar el desgaste, pero se puede, aunque no se podrá ocultar el desgaste del mullido. Muy atento a esos detalles.

coches km0

Bajo el capó pocas cosas que se puedan comprobar sin abrir, pero haberlas haylas. Podemos empezar por mirar la fecha de los componentes del vano motor. En la etiqueta de cada elemento, como los faros, podremos ver diferentes datos, entre ellos, la fecha de fabricación. Debería coincidir con la fecha de fabricación/matriculación del coche, si es posterior, es evidente que se ha cambiado. Las manchas de aceite nunca son buenas, comprobar que no haya pérdidas y que no existan zonas con óxido o mal aspecto. Y por supuesto, los ruidos y sonidos varios pueden ser señales de que algo pasa. no pasarlo por alto.

Coches de kilómetro cero, si quieres un coche nuevo al mejor precio, es tu opción

Una de las posibilidades que ofrecen los concesionarios es la compra de coches km0. ¿Qué quiere decir esto? Pues antes, hace unos años, se refería a coches que había matriculado el concesionario a su nombre para cumplir con los objetivos estipulados por la marca y por tanto, eran coches que no se había usado, pero al estar matriculados, ya no eran coches a estrenar y su precio no podía ser el mismo. Hablamos de coches que no tenían más de 50 ó 60 kilómetros, sin embargo, en los últimos años, los coches km0 también se ha convertido en lo que antes conocíamos como “seminuevos”, es decir, automóviles con kilometrajes que pueden llegar a los 20.000, siempre según la empresa, claro está, porque también es posible encontrar unidades con menos de 1.000 kilómetros.

Estos coches son muy interesantes porque no tienen mucho uso y suelen estar en muy buen estado, pero tenemos que diferenciar algunas cosas. Por ejemplo, si estamos ante un kilómetro cero “auténtico”, es decir, con menos de 100 kilómetros, en realidad estamos comprando un coche nuevo y no hay gran cosa que mirar, todo estará sin usar y por tanto, a estrenar. En el caso de ser un coche km0 con más kilómetros, la cosa cambia, porque en estaremos ante un coche de segunda mano y por tanto, ante un vehículo que ha sido usado por otra persona.

coches ocasion

De ser este el caso, las recomendaciones son las mismas que con los coches de segunda mano, una por una. Y no deberíamos comprar un coche sin haberlo probado, nunca se debe comprar un coche sin haberlo probado. Si tenemos un amigo aficionado a los coches y con conocimientos (siempre se conoce a alguien), pedirle que os acompañe y que sea él quien prueba el coche, seguramente detecte cosas mucho mejor que tú y sepa ayudarte con la elección del coche.

COMPARTE
Sobre mí

Redaccion

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.