El Mitsubishi Galant más rápido del mundo busca nuevo dueño

El Mitsubishi Galant más rápido del mundo busca nuevo dueño

921 CV avalan a este "coche familiar"


Tiempo de lectura: 3 min.

El Mitshubishi Galant nunca me llamó especialmente la atención, a pesar de ser el precursor del Mitsubishi EVO, hasta que conocí el Mitsubishi Galant AMG. La unidad de hoy está algo lejos de parecer una berlina aburrida, 921 CV avalan a este “coche familiar”. El Mitsubishi Galant más rápido del mundo busca nuevo dueño y tiene una curiosa historia que te vamos a contar.

Si no fuera por la jaula, el escape en el paragolpes delantero y la ausencia de faros delanteros, cualquiera diría que es la víctima de un conductor novel que se ha vuelto loco con el vinilo y las pegatinas. Nada más lejos de la realidad, el automóvil pasó sus años primeros años como cualquier otro Galant VR 4, pero con el cambio de milenio, RaVer Motorsports y Smith Automotive lo modificaron ampliamente con la intención de competir en carreras de velocidad en tierra.

Mitsubishi Galant VR 4(3)

Las carreras de este estilo tienen una gran historia en los Estados Unidos, comenzando cerca del año 1900, y registrando récords de velocidad en estos entornos debido a la falta de infraestructura adecuada para ello. Estas eran más lisas y se podía circular más tiempo recto que en las carreteras de la época, por lo que los primigenios coches modificados ya visitaban lagos secos y salinas en los que poder poner al máximo sus vehículos. Quizá el evento más famoso sea la semana de la velocidad de las salinas de Bonneville, abarcando una semana en la que se reúne gente de todos los estados unidos para tratar de romper récords.

De 2006 a 2009, el Mitsubishi modificado fue un elemento destacado en los eventos celebrados en las salinas de Bonneville y el lago seco de Mirage. Si bien el automóvil parece bastante sencillo, una vez alcanzó una velocidad máxima verificada de 360 km/h, esto fue en el año 2009 en las salinas de Bonneville, y consiguió alcanzar los nada desdeñables 334 km/h en otras ocasiones. Corrió por última vez en el lago seco de Mirage en noviembre de 2009, donde alcanzó 342,6 km/h, y permanece en las mismas condiciones que ese día.

Mitsubishi Galant VR 4(5)

Desde entonces, ha pasado la mayor parte de su tiempo descansando plácidamente en una sala de exhibición climatizada en un concesionario del centro de California. Como era de esperar, se ha realizado un profundo trabajo en el automóvil para permitirle alcanzar velocidades tan elevadas, aun así sorprende que con su aerodinámica sea posible. El motor 4G63 de 2 litros, mejor conocido por impulsar al Mitsubishi Lancer EVO, ahora está ayudado de un turbocompresor Garrett GT45R que funciona a 3,45 bares de presión.

Para refrigerar tal torrente de aire comprimido cuenta con un intercooler a medida, un nuevo colector de admisión y árboles de levas y muelles de válvula firmados por Kiggly Racing. El motor cuenta con dos juegos de inyectores para alimentarlo, los primarios son de 440 cc y los secundarios de 1680 cc, a los que acompañan nuevos pistones reforzados y un sistema de gestión del motor AEM para gestionarlo todo. Las modificaciones significan que el discreto sedán en su nacimiento entrega ahora 921 CV a 9,500 rpm.

La curiosa base elegida ha sido pintada en un llamativo color amarillo, nada que ver con el verde botella que habitualmente se veía en nuestras calles. Nadie esperaría algo así de un Galant, pero quizá eso fue lo que les motivó a elegirlo como base. Busca nuevo dueño, y a pesar de no reflejar el kilometraje, no le debe preocupar mucho a su futuro dueño.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado