Hoy visitamos en museo virtual de Škoda

Hoy visitamos en museo virtual de Škoda

Acompáñanos en nuestra visita virtual a la historia de la marca checa


Tiempo de lectura: 3 min.

Škoda es una de esas marcas que las mata callando. Su progresión desde que se pusiera en circulación la primera generación del Škoda Octavia ha sido notable. La asociación con el Grupo Volkswagen-Audi le sentó muy bien gracias al acceso al banco de órganos del grupo y a sus capacidades como gran corporación industrial que son.

Volkswagen se hizo con el control de Škoda en 1990, expandiendo el alcance de la marca por todo el mundo. Por eso, por la progresión de la marca y por su buena imagen actual, hemos decidido visitar el museo virtual de la marca, el cual está situado en la calle Václava Klementa de Mladá Boleslav, República Checa. Sí, el nombre de la calle rinde honor a uno de los fundadores.

visita museo virtual skoda (2)

Este museo no es demasiado grande, pero cuenta con algunas piezas muy interesantes. Además, es muy amplio y luminoso, con el blanco dominando todas las estancias. Museo que nada más entrar te da la bienvenida con un Škoda Popular Monte Carlo de 1937, el cual abre sus puertas para que puedas disfrutar de su interior.

Lástima que la funcionalidad de Google Maps pone las cosas un poco difíciles para recorrer los pasillos de este museo y para “subirse” a los coches que te lo permiten, que son bastantes. Destacar el Škoda 832 de 1932, que te permite conocer tanto las plazas delanteras como las traseras. En la misma sala de entrada, al final, hay dos unidades especialmente interesantes.

Una de ellas es un Škoda 130 RS (735) de 1977 y la otra es un Škoda Fabia Super 2000 de 2012, modelos que abren sus puertas gustosamente para que puedas entrar en su interior. Exactamente igual que el Škoda Vision D Concept o el Škoda 1000 MB de 1966. Eso si es que lo conseguís, claro, porque a nosotros nos ha costado bastante desde el ordenador y desde el teléfono móvil nos ha sido imposible.

Después de dar varias vueltas al lugar donde se exponen los coches (hay una segunda planta, pero es una especie de sala de reuniones de enorme tamaño), te das cuenta de que realmente hay muchos coches en este museo, pero no se pueden ver todo bien que nos gustaría pues están colocados como si fuera una estantería.

También te das cuenta que hay cosas súper interesantes, como una zona recreando un taller con planos en las paredes (planos de coches, se entiende).

El caso es que tras la visita virtual, la cual tiene un funcionamiento un tanto fastidioso, teníamos la sensación de que faltaba algo. Así que comprobamos la exposición en la página web oficial del Skoda Muzeum y efectivamente, hay cosas que no aparecen en la visita virtual. Hemos encontrado una imagen de 360 grados de una de las zonas que no aparecen o, al menos, que nosotros no hemos encontrado.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.