Menu

Sam Bird se alza con la victoria en el E-Prix de Roma

Una lucha de gladiadores, pero con monoplazas eléctricos

Sam Bird se alza con la victoria en el E-Prix de Roma

El E-Prix de Roma nos ha deparado mucha emoción, en lo que ha sido más parecido a una lucha cuerpo a cuerpo entre gladiadores modernos, equipados con monoplazas eléctricos. Los contactos se han sucedido durante toda la carrera, habiendo algunas melés muy espectaculares. Veamos como ha transcurrido.

Clasificación

Antes de fijarnos en como fue la clasificación y la Super Pole, algo reseñable: el grandísimo piloto Pedro de la Rosa se une como asesor técnico de ahora en adelante al equipo Techeetah. Nuestra enhorabuena a él y al equipo, al que estamos seguros sumará toda su experiencia en Fórmula 1 para mejorar aún más.

«Estoy deseando aplicar mi experiencia y conocimientos técnicos en Techeetah y ayudar a que el equipo siga creciendo en el campeonato. Trabajaré con ellos por primera vez en el ePrix de Roma y juntos seguiremos avanzando sobre lo que ya está hecho.» – Pedro de la Rosa

Siguiendo con el equipo Techeetah, realizó un magnífico trabajo en clasificación, siendo André Lotterer primero con un tiempo de 1′ 36,593». Tras él, quedó Felix Rosenqvist (Mahindra Racing), Sebastian Buemi (Renault E.Dams), Sam Bird (DS Virgin Racing) y Mitch Evans (Panasonic Jaguar Racing). Entre los clasificados apenas hubo tres décimas de diferencia. Los cinco se batirían el cobre en la Super Pole, cambiando totalmente el resultado.

El circuito era nuevo y había un par de horquillas que si las trazabas bien, te daban buena ventaja. De ello se aprovechó Felix Rosenqvist (Mahindra Racing) para llevarse la primera plaza de la parrilla, con un tiempo de 1′ 36,311», rebajando dos décimas el mejor crono de la clasificación. Sam Bird (DS Virgin Racing) quedó en segunda posición a algo más de seis décimas, seguido de Mitch Evans (Panasonic Jaguar Racing), André Lotterer (Techeetah) y Sebastian Buemi (Renault E.Dams). En esta ocasión las diferencias fueron mayores entre el primero y el quinto, ampliándose a 1,5 segundos. Parece que los de Mahindra extrajeron toda la potencia de su monoplaza y estaban muy bien posicionados para la carrera.

Rome E Prix ABB Formula E In Rome

Carrera

La carrera comenzó con Rosenqvist liderando las vueltas, dejándonos imágenes interesantes en la primera horquilla llamada Colombo, donde los pilotos se tocaban irremediablemente para adelantar por el interior. Ya en la primera vuelta hubo toque de Alex Lynn (DS Virgin Racing), dejándose parte del alerón delantero al embestir al monoplaza de Jean Eric Vergne (Techeetah) en una pasada de frenada. Los coches circulaban muy juntos, y cualquier movimiento fuera de lo normal terminaba en contacto, como por ejemplo en la vuelta 2: una encerrona contra el muro a José María «Pechito» López (Dragon), que no sería la única. Como dijimos, este E-Prix se ha parecido más a una lucha cuerpo a cuerpo.

Cuando llegábamos al ecuador de la carrera, y los monoplazas ya comenzaban a entrar en boxes para cambiar de montura, nos encontramos con una colisión en la primera horquilla: Los dos NIO de Oliver Turvey y Lucca Filippi, el Venturi de Edoardo Mortara y el Mahindra de Nick Heidfeld se embestían en cadena, dejando una imagen espectacular. Por suerte ningún piloto resultó herido, aunque los monoplazas perdieron piezas por doquier.

Roma E Prix Choque 2018Llegaba la vuelta 23 y Rosenqvist atacaba en exceso la curva 21, lo que le expulsaba contra el muro, y hacía que su monoplaza tocase con la parte trasera izquierda las protecciones. Rompía suspensión y debía abandonar, quedándose sin puntos en esta prueba.

Con Rosenqvist fuera de juego, la lucha en cabeza era infernal. Sam Bird tenía una ventaja de algo más de 3 segundos sobre Evans, y éste aventajaba a Buemi, que iba en tercer lugar, en algo más de 2,6 segundos. Pero a Buemi le pisaban los talones tres pilotos más, entre ellos Di Grassi (Audi) y Lotterer (Techeetah), que le pasarían 5 vueltas después.

Desde la vuelta 28 hasta la 33, que era la última, Bird, Evans, Di Grassi y Lotterer protagonizaron una batalla épica, estando en cuatro décimas de diferencia, y atacándose en cada vuelta, con pasadas de frenada, interiores y toques. En la 31 Lotterer adelantaría a Evans, quien iba perdiendo posiciones. Finalmente, Sam Bird se alzaría con la victoria, con Di Grassi segundo y Lotterer, tercero.

En el campeonato de pilotos, el mundial queda así:

  1. Jean Eric Vergne (Techeetah) – 119 puntos
  2. Sam Bird (DS Virgin Racing) – 101 puntos
  3. Felix Rosenqvist (Mahindra Racing) – 82 puntos

La clasificación por equipos queda como sigue:

  1. Techetaah – 152 puntos
  2. DS Virgin Racing – 118 puntos
  3. Mahindra Racing – 103 puntos

La octava y próxima carrera del campeonato se disputará en París el 28 de abril en otro entorno único. Ojalá que dentro de poco podamos disfrutar de una carrera de Fórmula E en alguna ciudad de España.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.