Featured Video Play Icon

¿Quieres un McLaren 720S descapotable por 350 euros?

Si eres adulto, te va a quedar un poco pequeño


Tiempo de lectura: 2 min.

A quien no le gustaría tener un McLaren 720S. Si no tienes seis cifras en tu cuenta para comprarte uno, tal vez este sí te lo puedas permitir. Se trata de un coche de juguete eléctrico para niños que la marca de Woking acaba de lanzar por tan solo 350 euros al cambio -315 libras-, todo un chollo. Eso sí, no está a escala 1:1 y la potencia te parecerá escasa.

No sé vosotros, pero yo a los cuatro años ya sentía el espíritu RACER. Mi tío me regaló mi primer coche a pedales, y según mi madre, nada más levantarme lo primero que hacía era subirme en él. No me bajaba en todo el día e incluso comía y cenaba subido en él. Fue tal vez el mejor regalo que tuve de niño.

Nunca tuve uno eléctrico, pero si sois padres o tenéis algún familiar con niños entre 3 y 6 años, este puede ser el regalo definitivo para el chaval. El McLaren 720S de la serie “Ride-on” acaba de lanzarse y está disponible en las principales tiendas de juguetes.

Las puertas son dihédricas, como en el original, es descapotable y tiene piezas de plástico que imitan la fibra de carbono: qué más se puede pedir

McLaren 720S Ride On 4

Lo puedes pedir en Naranja Azores, Azul Belize, Morado Lantana, Negro Onyx, Azul Mauvine, Blanco Silica, o Gris Saros. Más adelante estará disponible el famoso Papaya Spark, pero solamente lo podrás encargar en las tiendas de McLaren.

Es completamente eléctrico y tiene una llave de contacto, como el de verdad, aunque este dispone de un control remoto, por si el adulto quiere corregir la trayectoria del niño. También se emula el sonido del motor original, para que al acelerar o frenar -sus luces de freno son funcionales- el chaval se sienta igual que pilotando uno de verdad.

Dispone de un sistema multimedia con seis canciones pregrabadas, al que se le puede conectar una memoria USB para ver alguna película o serie favorita. Eso sí, recomendamos que esta acción se realice con el vehículo parado. Así que ya sabes, si tienes hijos o tienes que hacer un regalo a alguien que los tiene, este puede ser el regalo definitivo para despertar en él o ella el espíritu RACER. Os lo digo por experiencia, a mí me pasó.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.