Menu

El curioso caso del Toyota C-HR

En su primer año completo superará objetivos

El curioso caso del Toyota C-HR

A Toyota le faltaba un crossover medio para competir en el mercado europeo. Ha llegado tarde, pero no mal. Para el mercado europeo se había fijado un objetivo de 100.000 unidades al año, que no es moco de pavo para un coche con un estilo muy polarizante: o te encanta, o lo aborreces. Los datos de matriculaciones son muy esperanzadores para la marca japonesa.

Según los datos de JATO, entre enero y abril han salido a la calle 31.888 C-HR en Europa, por encima del Renault Kadjar y el SEAT Ateca. En Bruselas, donde Toyota tiene su sede europea, creen que no solo pueden rebasar las 100.000 unidades, sino llegar a 110.000. Ahora mismo hay una lista de espera de dos meses. Hasta finales de abril, los pedidos a fábrica son de 80.000. Algo malo tendría que ocurrir para no lograr el hito.

Otro dato que puede sorprender bastante es que lo ha conseguido sin ofrecer ninguna mecánica diésel. El C-HR se ofrece como híbrido en la mayoría de mercados, y en algunos países se puede elegir con el 1.2 Turbo de gasolina. La aplastante mayoría de sus rivales no pueden vivir sin mecánicas diésel. A efectos de consumo, la verdad sea dicha, el C-HR no necesita ningún motor D-4D, y si lo tuviese, sería un préstamo tecnológico de BMW.

El 80% de los C-HR matriculados son híbridos

Aunque el Nissan Qashqai sigue siendo el líder claro de la categoría con más de 75.000 unidades en el primer trimestre, una cosa parece estar clara: el diseño sigue siendo un valor fundamental para vender este tipo de coches, y la diferenciación sobre la competencia es necesaria para lograr atractivo. No basta con elevar suspensiones y poner plásticos negros, los diseños arriesgados hacen falta.

Modelos como el C-HR son una ruptura total con el típico modelo que ofrecía Toyota en la década pasada, donde se alcanzaron cuotas máximas en aburrimiento y pragmatismo. Ahora mismo Toyota ha subido su cuota europea del 4 al 4,5%, la marca asiática con mayor presencia. Nissan, que aspira a ese título, tiene el 3,9% de cuota, su objetivo se aleja. El Qashqai afronta a lo largo de este año el restyling de su segunda generación que, ¡oh, qué sorpresa!, es más agresivo. A España llegará en agosto.

Esta obra, cuyo autor soy yo mismo, se publicó el 3 de junio de 2017 bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.