Coche del día: Holden Vectra

Coche del día: Holden Vectra

El Opel Vectra tampoco se libró de vivir en otras regiones bajo otra denominación


Tiempo de lectura: 2 min.

General Motors fue, durante mucho tiempo, el fabricante de vehículos más grande del mundo. Contaba con infinidad de marcas bajo su amparo y vendía coches en todas las partes del mundo, aunque en ocasiones, daba la impresión que vendía por vender, ya que hacían cosas que no parecían tener mucho sentido.

Por ejemplo, trajeron a Europa el Chevrolet Alero, un modelo claramente yankee, que no contó con el éxito que, imaginamos, ellos esperaban. Supone una situación muy curiosa, pues contaban con suficiente información sobre los gustos europeos gracias a que controlaban, por aquel entonces, Opel. La firma alemana estuvo controlaba por General Motors más de 50 años, así que podían haber usado datos procedentes de Opel para su desembarco en Europa con otras marcas.

No obstante, al contrario, también hacían cosas raras, como vender en Estados Unidos el Cadillac Catera, que resultaba ser un Opel Omega con pequeños cambios para que entrara por los ojos de los conductos norteamericanos y que, por si acaso nadie se ha dado cuenta, pasó como con el Alero, el éxito brilló por su ausencia. Aunque el Opel Omega no fue el único que viajo por el mundo con otros nombres, pues el Opel Kadett tuvo varias vidas en lugares de lo más dispar y el Opel Astra también, aunque en este caso, se vendió principalmente como Chevrolet.

holden vectra (2)

Uno de los casos que pocos conocen, es que General Motors también se llevó modelos Opel a Australia, y los vendió allí como Holden. Es caso más conocido de todos es el Holden Commodore, pero hubo otro caso que supuso enviar a Australia el Opel Vectra sin ningún tipo de cambio, y venderlo allí, sencillamente, como Holden Vectra. Se escogió la segunda generación del Vectra y se comercializó allí entre 1997 y 2002.

El Holden Vectra era, básicamente, un Opel Vectra B en todos los apartados, incluso en la gama de motores. Así, se ofreció con cuatro motores gasolina de entre 101 y 170 CV –este último, un V6 de 2,5 litros– y otros dos turbodiésel, con 101 y 126 CV. También estaba disponible con las mismas carrocerías, es decir, cinco puertas, sedán y familiar.

No obstante, lo más certero sería decir que compartía todo con el Vauxhall Vectra, pues en Australia, recordemos, se conduce por la izquierda, como en Reino Unido. Las primeras unidades que se vendieron en Australia fueron importadas, siempre con carrocería de cinco puertas o sedán, el familiar llegó en 1998, cuando el Holden Vectra se comenzó a fabricar en Australia, aunque casi no tuvo repercusión en las ventas y se retiró del mercado en el año 2000.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.