El Volskwagen I.D. R marca el mejor tiempo en la calificación de Pikes Peak

El Volskwagen I.D. R marca el mejor tiempo en la calificación de Pikes Peak

Romain Dumas intentará batir el récord en la categoría de eléctricos


Tiempo de lectura: 4 min.

Si le preguntas a cualquier persona cual es la montaña más famosa, seguramente responderá el Everest -o el Teide si vive en Tenerife-. Pero si sientes la llamada del espíritu RACER la respuesta es Pikes Peak. Esta montaña de 4.302 metros de altitud, situada al oeste de las Montañas Rocosas en Colorado, ha sido objeto de competición desde el año 1916, siendo la carrera más antigua de norteamérica, solo por detrás de las 500 millas de Indianápolis. Este año se celebra el domingo 24 de junio, y la calificación ha sido esta pasada tarde.

La subida a Pikes Peak consta de 19,983 km con un total de 156 curvas. Hace años los tramos eran de tierra, pero desde el año 2002 se comenzó a asfaltar un 10% cada año -en contra de grupos ecologistas- y se completó el asfaltado de todos los tramos hasta el final, en el año 2011. Muchos auguraron un futuro incierto a la carrera después de esto, pero en 2012 se inscribieron más del triple de participantes que en el año anterior. Se trata de una carretera abierta, sin guardarrailes, por lo que un error o una pasada de frenada, pueden acabar despeñando el vehículo por la ladera.

Una de las subidas más famosas, sea tal vez la de Ari Vatanen con su Peugeot 405 T16, donde podéis ver esos tramos de tierra de los que hablábamos antes. Evidentemente sin desmerecer a otro ilustre, como Sébastian Loeb, que también subió con Peugeot, pero esta vez con un 208 T16 de 875 CV y 875 kg ganando en 2013 y marcando un récord brutal de 8’13:878”, que actualmente sigue imbatido. Os dejamos un vídeo remasterizado de la subida de Vatanen a Pikes Peak, que pone los pelos de punta al ver como en ocasiones una rueda trasera queda al borde del precipicio.

En esta carrera de ascenso, compiten 24 motocicletas y 62 coches, clasificados en seis clases diferentes. Este año hay un competidor algo particular, el Volkswagen I.D. R, el primer eléctrico puro de competición de Volkswagen Motorsport, al que Romain Dumas -campeón en tres ocasiones de esta competición- intentará llevar a la cima en el menor tiempo posible. El vehículo compite en la categoría de eléctricos e intentará superar el récord actual de este tipo de motorizaciones que está en 8 ‘57.118”, que aún está 44 segundos por debajo del de Loeb.

“El I.D. R Pikes Peak es increíble. Nunca he experimentado una aceleración y potencia así en un coche de carreras. Me voy dando cuenta de que el coche y yo nos vamos haciendo uno con cada kilómetro que pasa” – Romain Dumas

Volkswagen I D R Pikes Peak 2 Volviendo a la clasificación, esta se realiza solamente en el primer tramo, no en la subida completa, por lo que los vehículos corren desde la salida hasta la marca del kilómetro 8,3. En este tramo, Romain Dumas y el Volkswagen I.D. R han marcado un tiempo de 3’16.083”, siendo 11.049” más rápido que el segundo clasificado, Simone Faggioli a los mandos de su Norma M20 SF PKP, con motor de combustión. Aún queda tiempo, pues tienen hasta el viernes 22 para mejorar los cronos.

“El resultado es que el coche estuvo muy bien preparado hoy, y el tiempo habla por sí mismo. Sin embargo, eso fue solo la calificación. Somos optimistas sobre la carrera, pero siempre debemos tener en cuenta que solo tenemos un intento.” – Sven Smeets, Director de Volkswagen Motorsport

A las 8:00 hora local de este domingo 24 de junio (16:00 en la península) saldrán las motos. Una vez hayan terminado, comenzarán los coches, con el primer clasificado saliendo en primer lugar. Así que veremos al Volkswagen I.D. R hacer el primer tiempo de todos los coches. Esto ocurrirá a las 10:00 hora local (18:00 en la península). Este año se podrá ver la carrera íntegra en directo, gracias a la cobertura ofrecida por Matchsports. Se podrá ver en streaming, previo pago de 4,99 dólares en este enlace. Ya no podéis decir que no tenéis plan para este domingo por la tarde.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.